MADRID - El Tesoro español vendió este martes 2,510 millones de euros (3,270 millones de dólares) en notas a tres y seis meses, colocando el 100% de la meta que se había fijado y con un menor costo financiero, ante un clima favorable de mercado gracias a la inyección de dinero barato por parte del BCE.

Analistas dijeron que las ocasionales compras de bonos periféricos, tales como los españoles, por parte del Banco Central Europeo en el mercado secundario, y las expectativas de una nueva inyección de liquidez barata en febrero destinada al sistema bancario, respaldaba la demanda de papel público.

"Ha sido una buena subasta porque (el Tesoro) ha colocado el 100% del objetivo máximo (2,500 millones de euros) y a tipos bastante más bajos. Pero el mercado ya comienza a acostumbrarse a los buenos resultados y no ha reaccionado", dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

"La subasta ha sido favorable, pero el mercado interpreta que no ha habido nada nuevo con relación a las emisiones anteriores, partiendo de la base de que las rentabilidades y la prima de riesgo hace tiempo que están estabilizadas", expresó Nicolás López, director de análisis y mercados de M&G valores.

A 3 meses, la institución emisora adjudicó 1,400 millones de euros, frente a los 6,054 millones solicitados, con una tasa marginal del 1.33%, frente a 188% de la anterior emisión del pasado 20 de diciembre. Se trató del menor costo de financiación desde febrero del año pasado.

A 6 meses, el Tesoro español colocó 1,107 millones de euros, frente a los 7,600 millones solicitados, con una tasa marginal de 1.90% (el costo más bajo desde junio de 2011) frente a 2.53% del pasado 20 de diciembre.

El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en 326 puntos base (pb) comparado con los 321 pb de las últimas transacciones del lunes.

ros