Tesla se afianzó como la automotriz estadounidense con mayor valor de mercado, superando a General Motors (GM) y desplazando a Ford al tercer lugar.

Al cierre de en Wall Street, Tesla logró un valor de mercado de 50,950 millones de dólares, mientras que GM cerró en 50,886 millones de dólares, una diferencia de 64 millones de dólares a favor de la automotriz de California.

Incluso, en la jornada, Tesla llegó a alcanzar una capitalización de 51,105 millones de dólares, mientras que GM que retrocedió hasta 50,260 millones de dólares.

El 31 de diciembre, la automotriz de California tenía un valor de 32,030 millones de dólares; GM tenía una capitalización de 53,108 millones de dólares. Lo anterior era una ventaja para GM de 21,078 millones de dólares.

La capitalización de mercado actual de Tesla equivale a 102,000 dólares por cada auto que fabricará en el 2018, o 667,000 dólares por vehículo vendido el año pasado. El valor de GM equivale a 5,000 dólares por unidad vendida en el 2016.

Las acciones de Tesla en el NASDAQ se ubicaron al terminar la sesión en un récord de 312.39 dólares, un avance de 3.26% respecto a la sesión anterior y, en lo que va del año, presenta un incremento de 46.19%, superior a lo logrado por GM y Ford, automotrices que presentan descensos en Bolsa de 1.50 y 5.51%, respectivamente.

En los últimos 30 días, las acciones de Tesla se han disparado cerca de 30% ya que los inversionistas apuestan a que la empresa revolucionará la industria de la mano de su presidente ejecutivo, Elon Musk.

El año pasado Tesla produjo 84,000 autos y tuvo un volumen de negocios de 7,000 millones de dólares. GM fabricó 10 millones de autos y tuvo ingresos de más de 166,000 millones de dólares.

GM tiene 17.3% del mercado estadounidense y Tesla sólo 0.2%, según el gabinete Autodata.

Tesla empezó a subir en Wall Street gracias a una cantidad récord de 25,000 autos entregados en el primer trimestre lo cual llevó a que los analistas hicieran proyecciones optimistas.

El ascenso de Tesla sugiere que los mercados financieros apuestan a que los motores eléctricos reemplazarán a largo plazo a los de combustión y que los vehículos autónomos y los servicios de movilidad son el futuro de los modos de transporte, según expertos.

Los escépticos sostienen que las metas de la empresa no son realistas y que corre el riesgo de ser superada por GM, Ford y otras empresas del sector que están desarrollando sus propios autos eléctricos. (Con información de AFP)

[email protected]