Coca-Cola FEMSA (KOF), el embotellador público más grande de productos de dicha marca en el mundo, presentó un reporte financiero mixto, con alza en sus ingresos totales, pero contracciones en el flujo operativo (EBITDA).

La compañía explicó que en el tercer trimestre del año sus ingresos totales ascendieron a 48,316 millones de pesos, equivalente a un alza de 3.4%, mientras que el EBITDA fue de 9,320 millones de pesos o 7.5% menor comparado con igual periodo del 2020.

De julio a septiembre, las ganancias de KOF se elevaron 38.8%, a 3,419 millones de pesos, ya que en iguales meses del 2020 reportó un gasto extraordinario de 1,813 millones de pesos por la venta de la empresa de productos lácteos Estrella Azul, en Panamá, y al deterioro en el joint-venture de bebidas carbonatadas Leao Alimentos, en Brasil.

A prueba

La embotelladora regiomontana destacó en el informe presentado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que está realizando pruebas piloto para la distribución de marcas líderes de licores y productos de consumo en México, Brasil, Colombia y Panamá.

John Santa Maria, director general de Coca-Cola FEMSA, comentó a los inversionistas del mercado bursátil mexicano, que sus iniciativas de optimización de ingreso y estrategias de cobertura en materias primas les permitieron proteger el margen bruto frente a un entorno desafiante en la cadena de suministro y el aumento de costos de materias primas.

judith.santiago@eleconomista.mx