"La crisis griega enseñó a las autoridades europeas el arte de salir al paso de una crisis tras otra", ha señalado el afamado inversionista en una entrevista con The New York Review of Books. Soros considera que esta práctica solo sirve para apartar temporalmente los problemas del camino, ya que poco después te vuelves a encontrar con ellos de frente.

"Ahora la UE no se enfrenta a un problema, sino a cinco o seis crisis al mismo tiempo", entre las que Soros destaca la crisis de Grecia, el conflicto entre Rusia y Ucrania, el posible Brexit , la llegada masiva de refugiados, y los ataques terroristas en París. De todos ellos, el problema de los refugiados es el mayor reto al que se enfrenta el Viejo Continente.

En este sentido, el inversionista que hundió la libra esterlina, considera que la canciller alemana, Angela Merkel hizo una previsión acertada al reconocer que la crisis de refugiados tiene el potencial de destruir la Unión Europea. Soros considera que estas predicciones se han convertido ya en una realidad, después de que más de un millón de refugiados pidiera asilo en Europa el año pasado, la mayoría procedentes de Siria.

Soros considera que el liderazgo de Merkel está ahora bajo amenaza, y que el único que puede evitar que las predicciones de la canciller se hagan realidad es el pueblo alemán. Los alemanes, bajo el liderazgo de Merkel, lograron una posición de hegemonía y ahora ha llegado el momento de "que decidan si quieren aceptar las responsabilidades que implica ser la potencia dominante en Europa".

[email protected]