La firma japonesa, SoftBank, invirtió 60 millones de dólares en la plataforma chilena Betterfly, del ramo de tecnología para la salud.

DST Global Partners, QED Investors, Valor Capital y Endeavor Catalyst, acompañaron a SoftBank en la ronda de financiamiento, lo que ayudó a que el valor de capitalización de Betterfly llegara a 300 millones de dólares, de acuerdo a la propia compañía chilena.

Betterfly, con sede en la ciudad de Santiago, fue fundada por el emprendedor Eduardo della Maggiora, en el 2018, bajo el nombre de Burn to Give, con el objetivo principal de impulsar los hábitos saludables a través de donaciones de alimento para combatir la desnutrición mundial.

Dentro de los planes de la plataforma esta su expansión internacional con su próxima entrada al mercado brasileño, en el cual planea comenzar a operar en el cuarto trimestre del año. También busca consolidar su presencia en Chile.

Dentro de sus proyecciones está su llegada a mercados latinoamericanos como el de Perú, México, Ecuador y Colombia el año próximo. Otro de sus mercados sería el de Estados Unidos.

Queremos democratizar el acceso al bienestar físico, mental y financiero, y empoderar a las personas a convertirse en la mejor versión de sí mismas y transformar positivamente los ambientes donde se desenvuelven”, dijo Eduardo della Maggiora.

Betterfly proporciona una plataforma de beneficios digitales para que las empresas recompensen los hábitos saludables de sus empleados con un seguro de vida que crece sin costo y la opción de donar a diferentes causas.

Con los 60 millones de dólares Betterfly se convierte en la Insurtech (empresas tecnológicas para la industria de seguros) con mayor valorización de América Latina.

Así, Betterfly logró el mayor monto de inyección de capital en esta etapa de para una startup chilena, superando lo conseguido por Cornershop en mayo de 2017 de 21 millones de dólares y por NotCo en marzo de 2019 de 30 millones de dólares.

valeria.lopez@eleconomista.mx