Banco Santander le asignó un precio objetivo a los certificados de del fideicomiso de inversión y bienes raíces, Terrafina, de 37 pesos para el cierre del 2018.

Actualmente, sus papeles cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores en 33.02 pesos, lo que implicaría un crecimiento potencial de 12.05 por ciento.

Según el banco de origen español, el precio objetivo incluye un dividendo de 8%, aunque la sugerencia es mantener los títulos de la emisora.

A decir de Santander, Terrafina ha superado el desempeño de las firmas del sector de Fibras que en promedio están ofreciendo un dividendo de 7.3 por ciento.

El mejoramiento de Terrafina se debió a la adquisición del portafolio de 442 millones de dólares, realizado en enero pasado, afirmó.

En su análisis, el banco explicó que Terrafina está expuesta al fortalecimiento del peso mexicano, ya que 97% de las ventas están denominadas en dólares.

En el documento añadió que Terrafina buscará su crecimiento, en fusiones y adquisiciones adicionales, desarrollos en asociaciones estratégicas con administradores de propiedades y proyectos completamente nuevos.

Agregó que también lo buscarán a través la emisión de deuda vía oferta de acciones, aunque Terrafina tiene un registro para un programa de colocación de Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBFI) ya aprobado por 240 millones de dólares.

Santander explicó que 97% de los ingresos de Terrafina son en dólares, frente al 100% de su deuda está denominada en la divisa estadounidense.

Un peso mexicano 10% más fuerte afectaría los fondos por operaciones en 11%; sin embargo, a pesar de la reciente apreciación de la moneda local, se espera que la revaluación promedio sea mínima, pues se pronostica que hacia el cierre de este año el tipo de cambio finalice en 18 pesos por dólar , afirman estimaciones de banco Santander.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx