La moneda nacional rusa cayó bruscamente este lunes más del 3.00%, con el euro superando por primera vez los 75 rublos y el dólar los 60 rublos, pese a las intervenciones del banco central desde principio de mes para sostener a su divisa.

Con esta nueva caída del rublo, debilitado por las sanciones occidentales por el rol de Moscú en la crisis ucraniana, la divisa rusa ha perdido desde principios de año 40.00% de su valor frente a la moneda única europea y 45.00% ante el dólar.

El Banco Central ruso ha gastado desde principios de mes varios miles de millones de dólares para sostener en el mercado de cambios al rublo, también muy afectado por la caída de las cotizaciones del petróleo, que representa la mitad de los ingresos de Rusia.

frm