Las ganancias de ingresos trimestrales de Apple superaron el martes las estimaciones de Wall Street, al igual que sus pronósticos de ventas para el siguiente periodo, ya que una “marcada mejoría en la gran China” impulsó los resultados, dijo a Reuters el presidente ejecutivo de la firma, Tim Cook.

Los ingresos por servicios en el tercer trimestre fiscal ganaron 12.6%, a un récord de 11,460 millones de dólares, pero no cumplieron con los 11,730 millones de dólares que se esperaba, según datos de IBES de Refinitiv.

Cook afirmó que, tras deducir un pago único de las demandas de hace un año y efectos cambiarios, la tasa de alza del segmento habría sido de 18 por ciento.

Las ventas del iPhone descendieron 12%, a 25,990 millones de dólares, casi en línea con las estimaciones de 25,960 millones de dólares, según datos de Refinitiv.

Las acciones de Apple ganaron 4.63%, a 218.44 dólares, en operaciones electrónicas. Las ventas de China cayeron 4%, a 9,160 millones de dólares, después de hundirse 22% en el segundo trimestre fiscal. Según la firma de investigación Canalys, los envíos al mercado chino de teléfonos inteligentes declinaron 6% en el tercer trimestre fiscal para Apple. Las tensiones comerciales entre Washington y Pekín pesaron sobre Apple, debido a que el crecimiento económico de China, se desaceleró.

Apple redujo los precios del iPhone en el gigante asiático, después de que los tipos de cambio hicieron que sus teléfonos fueran muy caros para muchos consumidores chinos.

Cook dijo que los resultados de China continental, un subconjunto para Apple de la región de la gran China, fueron positivos.

“De hecho, crecimos en China continental”, afirmó Cook. “Los ingresos fuera del iPhone aumentaron 17%. Crecimos en todas las categorías fuera del iPhone”.

Apple afirmó que esperaba ingresos para el cuarto trimestre fiscal de entre 61,000 y 64,000 millones de dólares, frente a las estimaciones de analistas de 61,020 millones de dólares.

Para el tercer trimestre fiscal terminado en junio, Apple reportó un alza de 1% en los ingresos, a 53,800 millones de dólares, y una caída de 7% en las ganancias por acción a 2.18 dólares, lo que se compara con las expectativas de 53,390 millones de dólares y 2.10 dólares por acción, respectivamente, según datos de Refinitiv.