Los precios del oro cayeron el lunes debido a que el dólar se fortaleció y los metales preciosos se mantuvieron dentro de un rango ajustado de cotización, debido a que los inversionistas esperan datos económicos de Estados Unidos.

El oro al contado perdió 0.3%, a 1,313.95 dólares la onza, borrando sus ganancias iniciales después de que el dólar cambió de tendencia y pasó a territorio positivo. Los futuros del oro en Estados Unidos cayeron 2.5 dólares, o 0.2%, a 1,318.20 dólares la onza.

El dólar subió el lunes, borrando sus pérdidas iniciales, debido a que los inversores se preguntaban si había perdido impulso la remontada de la semana pasada que llevó al billete verde a un máximo de más de cuatro meses.

Un dólar más alto vuelve al oro, que cotiza en la moneda estadounidense, más costoso para los tenedores de otras divisas, una relación usada por fondos para generar señales de compra y venta.

“Estamos viendo mucha acción de ida y vuelta sin noticias (...) con las ventas minoristas, todo podría cambiar”, dijo John Caruso, estratega de mercado de RJO Futures.

El crecimiento de las ventas minoristas en Estados Unidos sugeriría un fortalecimiento de la economía y daría a la Reserva Federal más razones para subir las tasas de interés. Un mayor costo del crédito vuelve al lingote una inversión menos atractiva, debido a que el oro no ofrece intereses.

Analistas aseguran que un alza en el costo del crédito pesaría sobre el oro, pero que es improbable que haga que el metal amarillo baje significativamente.

Entre otros metales preciosos, la plata perdió 0.7%, a 16.51 dólares la onza; el platino cayó 1.1%, a 911.6 dólares la onza; y el paladio bajó 0.2%, a 994.22 dólares la onza.