El oro retrocedió el viernes, desde los máximos de un mes que tocó el día anterior por el fortalecimiento del dólar, tras un sólido reporte laboral en Estados Unidos.

El empleo en Estados Unidos creció menos de lo previsto en diciembre pasado, pero un aumento de los salarios apuntó a un impulso sostenido del mercado laboral que deja a la economía de ese país encaminada a un crecimiento más sólido y a más alzas de tasas de interés de la Reserva Federal este año.

El oro al contado cayó 0.7% a 1,171.70 dólares la onza, pero ganó 1.75% en la semana, su mejor desempeño semanal en dos meses.

Pero como la incertidumbre reina en los mercados antes de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca el 20 de enero, los inversionistas se mostraron cautos después de que el oro tocó el jueves su cota más elevada desde el 5 de diciembre, a 1,184.90 dólares.

Los futuros del oro en Estados Unidos perdieron 0.67% a 1,173.40 dólares la onza.

El presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, dijo que podría haber tres alzas de tasas de interés este año si los datos económicos son algo más sólidos que lo que espera, en tanto su par de Richmond, Jeffrey Lacker, advirtió que se tendría que subir las tasas más rápido que lo que los mercados predicen.

Con respecto a otros metales preciosos, la plata perdió 0.7% a 16.46 dólares la onza, mientras que el platino bajó 0.7% a 961.35 dólares la onza aunque cerró la semana con un alza de 6.8%, su mejor desempeño semanal desde julio.

Asimismo, el paladio tocó un pico en cinco semanas a 757.70 dólares la onza, antes de recortar ganancias y cerrar con un alza de 2.4%, a 756.10 dólares.