La volatilidad financiera y las políticas proteccionistas que pretende llevar a cabo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no afectaron a Rassini, empresa mexicana especializada en diseño y manufactura para suspensiones y frenos de la industria automotriz por lo que tuvo resultados positivos.

Al entregar los resultados del primer trimestre del 2017 a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Rassini informó que sus ventas netas fueron por 4,879 millones de pesos, superior a 3,809 millones del mismo periodo del año previo.

En tanto, la utilidad bruta fue de 1,309 millones de pesos, superior a 1,051 millones de pesos reportados durante el mismo periodo del año previo.

Al respecto, Eugenio Madero, director general de la empresa, aseguró que iniciaron el 2017 con un sólido y productivo primer trimestre.

Rassini centra sus esfuerzos en la calidad, confiabilidad, innovación y sustentabilidad de sus productos, como resultado, continuamos consolidado nuestra reputación por estos atributos en toda la industria y con nuestros clientes en particular. Nos complace reforzar esto con el reconocimiento adicional que recibimos por los esfuerzos de Rassini durante este trimestre en materia de sustentabilidad, dijo el director general.

La empresa informó que el flujo operativo (EBITDA) se incrementó en el primer trimestre del 2017 al alcanzar 998.2 millones de pesos desde 779.5 del mismo periodo del 2016.

En Estados Unidos, Rassini registró un aumento de 28% en ventas en comparación con el año anterior, derivado de una mezcla favorable de productos vendidos, la fortaleza del mercado, así como del incremento en la participación de mercado obtenido en las Divisiones de Suspensiones y Frenos.

Los factores mencionados contribuyeron al crecimiento de 25% y 34% en la División de Suspensiones y División de Frenos, respectivamente, comparados con el mismo periodo del 2016.

Sin embargo, los resultados de la División de Suspensiones de Brasil, que representa 8% de las ventas consolidadas de la compañía, continuaron siendo afectados en el trimestre por las condiciones macroeconómicas prevalecientes, las cuales han mermado la demanda de automóviles y vehículos comerciales, además de que han propiciado una depreciación de la moneda local.

Estos factores afectaron las ventas de camiones y autobuses, que representan el principal segmento de mercado de Rassini en la región , informó la empresa en el reporte.

cesar.rodriguez@eleconomista.mx