Se espera que la tecnología que aporta el blockchain modifique al sector financiero o los procesos que rodean a esta industria en un tiempo muy corto. El sector financiero se ha beneficiado de los desarrollos tecnológicos creados a partir de las necesidades y requerimientos de esta industria y para mantenerse al día, ha habido una tendencia de actualización con la incorporación de empresas, tecnología y desarrollos de la Fintech, que han empezado a pavimentar el futuro del sector.

LISTA: 6 datos sobre la creciente influencia de las FinTech

Según estimaciones hechas por el Foro Económico Mundial en un estudio liberado en el 2015, para el 2020, el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial estará contenido en una tecnología desarrollada en el contexto Fintech: el blockchain.

Por el momento, no se puede hablar del blockchain sin mencionar a los bitcoins, debido a que es la tecnología detrás de la criptomoneda más popular del mundo. Pero la tecnología que proveen los blockchains también tiene aplicaciones potenciales mucho más allá de la moneda virtual.

La tecnología blockchain es, sencillamente, una base de datos digital descentralizada que mantiene un registro de todas las transacciones que tienen lugar a través de una red de igual a igual (conexión entre computadoras o dispositivos sin la necesidad de un servidor con una serie de nodos con un comportamiento igual entre sí. En inglés se le conoce como Peer to Peer o P2P). Cada una de esas operaciones, encriptada y autentificada, se suma a la cadena de bloques que al final forman la blockchain. Es decir, que cada vez que se quiera hacer una nueva transacción, un algoritmo analiza los datos contenidos sobre la información que se generó en el pasado y evalúa la viabilidad y seguridad de la misma, para después de realizarla añadir un nuevo bloque a la cadena de manera permanente e inalterable. Esto es lo que hace tan seguro el uso de bitcoins.

ARTÍCULO: ¿Qué son los Bitcoins?

Debido a que la cadena de bloques de información se almacena en diferentes computadoras, si se llegara a perder un bloque los otros pares pueden autentificar ese bloque faltante. Aunque se supone que los datos de las transacciones son imposibles de falsificar una vez registrados. Tampoco se pueden borrar.

Sí, definitivamente no es lo más fácil de entender, por lo que podemos usar una analogía con una situación de la vida cotidiana para explicarlo. Imaginemos por un momento que un grupo de amigos crea un chat grupal en WhatsApp y todos colaboran y participan con sus aportaciones y comentarios en el grupo. Si en algún momento alguien quisiera revisar el comentario de alguno de los participantes o algún archivo compartido en el chat, sólo debe buscarlo en el historial debido a que el chat deja un registro visible de la información que ahí se vierte para todos los que tengan acceso a él. Como todos los amigos tienen acceso al chat pueden verificar y autentificar la información que ahí se aloja.

La principal innovación es que esta tecnología permite a los participantes del mercado transferir activos a través de internet sin la necesidad de la participación de terceros.

Desde una perspectiva empresarial, es útil pensar en la tecnología blockchain como un tipo de software de mejora de procesos empresariales de próxima generación, según la consultora PwC. La tecnología colaborativa, como blockchain, promete la capacidad de mejorar los procesos de negocio que ocurren entre las compañías, reduciendo radicalmente el "costo de la confianza". Por esta razón, puede ofrecer rendimientos significativamente mayores para cada inversión gastada que la mayoría de las inversiones internas tradicionales.

NOTICIA: ¿Aceptaría cobrar parte de su salario en bitcoins?

Es natural que las instituciones financieras exploren las posibilidades que se obtienen del uso de esta tecnología. En la edición 2016 del de Revolution Banking de Madrid, España, se habló sobre esta tecnología y sus usos y aplicaciones fuera del sector financiero, en el mundo de las empresas energéticas, las telecomunicaciones, la administración pública, la logística, el transporte, la industria automotriz, los autos autónomos, los sistemas electorales, el sector salud o los medios de comunicación.

Actualmente, para hacer transferencias de dinero se usa el modelo SWIFT, que tiene a cargo una red internacional de comunicaciones financieras entre bancos y otras entidades financieras para el envío de mensajes seguros y estandarizados en los que se realizan las transferencias económicas. Este es uno de los sectores en donde la idea del blockchain puede revolucionar uno de los estandartes del sector financiero actual.

El cambio no necesariamente tendría que incluir el esquema que usan los bitcoins, debido a que son limitados y una transacción enorme de dinero podría agotar las reservas de bitcoins. Lo que sí puede aportar un cambio tecnológico es el esquema en el que se basan las transacciones de bitcoins y adaptarlo a las necesidades del sector con dinero emitido por un banco central.

Los bitcoins han tenido mucho más éxito del que se pudo predecir cuándo se crearon en el 2009. El 22 de mayo pasado, el precio por cada bitcoin llegó a un nuevo máximo. La criptomoneda llegó a cotizarse en 2,129.94 dólares. La criptomoneda ha tenido un rendimiento en el año de 120.42, esto quiere decir que quien invirtió 1,000 dólares en bitcoins el 31 de diciembre pasado, cinco meses después tiene 2,204 dólares. De continuar con esta tendencia, cada bitcoin solo tendrá que valer al menos cientos de miles de dólares para acomodar esta demanda adicional.

Pero el verdadero legado que los bitcoins le pueden dejar a la humanidad son las aplicaciones que puede tener el sistema que se encarga de administrarlos.

undefined

rarl