El peso mexicano mostrará escasos movimientos ante la expectativa de un mayor endurecimiento de la política monetaria, luego de que existe una alta probabilidad de que el Banco de México (Banxico) aumente su tasa de referencia para la reunión de junio.

El tipo de cambio peso-dólar difícilmente rompería el precio de soporte de los 18.50 pesos por dólar, debido a que existen otros factores de origen externo que podrían limitar una mayor apreciación de la moneda, como las próximas revisiones comerciales entre México y Estados Unidos.

Banxico increnentaría en 0.25 puntos porcentuales su tasa de interés en junio, para llevarla a 6.75%, el último aumento fue en marzo también en 25 puntos base.

En las negociaciones de este lunes, la paridad peso-dólar finalizó en 18.6875 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, que con respecto a las transacciones del viernes (18.7630 pesos), resultó una apreciación de 0.40% o una revaluación de 7.55 centavos.

Racha ganadora

Durante cuatro días consecutivos, el peso mexicano le ha ganado terreno al dólar estadounidense, acumulando una ganancia de 2.76%, pasando de 19.2180 pesos por dólar a 18.6875 pesos por billete verde. En el año, la apreciación de la divisa mexicana alcanza 9.46 por ciento.

La recuperación del peso mexicano se explica en parte por el aumento del precio internacional del petróleo, tan sólo en la sesión logró un incremento de 1.90%, a 48.78 dólares por barril, mientras el crudo Brent de Londres mostró un avance de 1.79%, a 51.75 dólares por barril.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que el tipo de cambio peso-dólar presentaría escaso movimiento, bajo la expectativa de que el Banxico realice un nuevo incremento en su tasa de referencia para el próximo mes.

El especialista anticipó que si el instituto central decide hacer más restrictiva la política monetaria, el peso mexicano a lo mucho llegaría a tocar los 18.50 pesos por dólar, debido a que aún existen eventos sobre todo del exterior que podrían presionarlo.

Agregó que el próximo jueves el banco central se reunirá para definir su política monetaria, donde se espera que no suba su tasa interés, sino hasta que la incremente la Fed en su junta del 14 de junio.

[email protected]