Principal Financial Group considera que las reformas estructurales atraerán un fuerte aumento en inversiones, sobre todo en materia de infraestructura. Esta área es la parte que más atractiva se les hace como grupo financiero.

Juan Manuel Verón, CFA Chief Investment Officer de este grupo, dijo que todas las cuestiones estructurales traerán efectos colaterales en otros mercados, como son el inmobiliario, consumo, en empresas prestadoras de servicios, por lo que es ahí donde se deben buscar nuevas oportunidades.

Mencionó que Principal Financial Group en México tiene cuatro negocios: fondo de inversiones, su ramo de vida, pensiones y su administradora de fondos para el retiro (afore), en ellos administra poco más de 11,500 millones de dólares.

De esos, dijo, 23% está invertidos en equity; 5% en instrumentos estructurados CKD, fibras y 72% restante está en renta fija, de este último, 16% son inversiones en bonos corporativos y 56% en bonos gubernamentales.

Por lo que ellos podrían aumentar en 6% sus inversiones en los ramos de estructurados y bonos corporativos -3% en cada uno de ellos-, sacando de renta fija gubernamental esos porcentajes para invertirlos en esas áreas.

Verón dijo que para el 2015, de los 11,500 millones de dólares que tienen, esperan un retorno de esa masa de activos que sería del orden de 6 por ciento. Aseveró que este próximo año será más de implementación de todo aquello que se vino trabajando en el tema de reformas. Con relación a las inversiones que llevan a cabo en la parte de estructurados, donde están agrupados los capitales de desarrollo (CKD) y los fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras), el directivo aseguró que no descartan tener alguna de estas dos figuras en un futuro.

Mencionó que en Chile, Principal tiene grandes inversiones en productos inmobiliarios y en su casa matriz, en Estados Unidos, tiene la cultura de invertir en el mercado inmobiliario, sobre todo en desarrollos y en infraestructura.

No sería extraño que en algún momento pensemos hacerlo acá en México , por el momento no lo estamos haciendo, pero no lo descartamos, aseveró.

Sobre el tipo de cambio, Verón dijo que los movimientos en la paridad cambiaria son el reflejo de los flujos financieros, donde México a lo largo del año recibió esos flujos y ahora los inversionistas están recomponiendo sus carteras, pero para el 2015 habrá flujos positivos.

pablo.chavez@eleconomista.mx