En la primera semana del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con ganancias. A pesar de haber concluido la sesión a la baja (respecto a su cierre previo), con el índice S&P/BMV IPC en el nivel de 41,870 unidades, en la comparación semanal el saldo es positivo.

El último registro del indicador en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el pasado 30 de noviembre, fue de 41,732 unidades. La ganancia total fue de 138 enteros. El mercado comienza a estabilizarse tras los fuertes movimientos a la baja que ocasionó el anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), previo a la toma de protesta de López Obrador.

AMLO vs. EPN

La primera semana de este sexenio fue peor para la BMV que la primera de Enrique Peña Nieto como presidente. El priísta inició su sexenio con el indicador del mercado accionario mexicano en el nivel de 41,833 unidades. Al cierre del 7 de noviembre, tras su primera semana como presidente, el registro fue de 42,797 unidades.

El avance de la Bolsa mexicana en la primera semana del sexenio de Peña Nieto fue de 964 unidades o 2.30%, contra 138 unidades o 0.33% con López Obrador.

Esta semana el mercado accionario se ha visto afectado por factores externos e internos. La desconfianza sobre la relación comercial entre Estados Unidos y China volvió al mercado con el arresto de una alta directiva de la tecnológica asiática Huawei, en Canadá.

Entre los inversionistas aún pesa la reserva respecto a la inversión en México. La cautela sobre el proceso de recompra de bonos del NAIM mantiene el mercado expectante.

[email protected]