De acuerdo con Cementos Mexicanos (Cemex), el bajo dinamismo del sector construcción en México fue el principal factor de la disminución en la generación  de flujo operativo (EBITDA). 

Un análisis de Signum Research, firma independiente de análisis financiero y económico, señaló que el año pasado, debido a la mezcla de productos que se comercializan en México, este país fue el que representó un mayor nivel de rentabilidad y aportó más de 40% del EBITDA consolidado del grupo cementero, a pesar de únicamente representar 24% de las ventas consolidadas.

Según Signum Research, Cemex espera que el 2010 sea un año desafiante ante un entorno económico doméstico y global complicado. 

En el caso del mercado mexicano, consideraron que el bajo estímulo gubernamental para adquirir una vivienda podría generar que la industria de la construcción residencial continúe con su tendencia actual; no obstante, no excluyen la posibilidad de que el sector bancario pudiera compensar este factor. 

En el entorno internacional, consideraron que si llegara a suceder un Hard Brexit se podría ver afectado alrededor de 5% de sus ventas anuales. 

Los factores que afectaron el dinamismo de la industria de la construcción en el mercado nacional se encuentran la disminución en el otorgamiento de permisos de construcción en la Ciudad de México, y una notable disminución en inversión de infraestructura pública.

Pegó el mal clima en EU

Un factor internacional que afectó de manera adversa el desempeño de la empresa durante el tercer trimestre del año fue una mayor frecuencia de las lluvias en la región sur de Estados Unidos, lo que provocó una lenta época de construcción en Texas. 

De igual manera, en el sureste de  la Unión Americana, la preparación para la llegada del huracán Dorian provocó el cese temporal de obras de construcción.

Cemex mencionó en la reunión con Signum Research que en Europa se han estado llevando a cabo planes para la reducción de costos administrativos que implican la reducción de su personal directivo, al dejar de tener altos directivos por país y concentrando las directivas en zonas regionales que abarcan múltiples países. 

De acuerdo con Cemex, esta medida ha apoyado a que la región de Europa presente ahorros en más de 35 millones.

El reporte de Signum Research indicó que Cemex señaló que, ante la disminución en la generación de EBITDA, la reducción del apalancamiento se ha complicado considerablemente, por lo que es posible que el próximo año no se distribuya algún dividendo para enfocar toda la generación de efectivo hacia el pago de deuda.

La administración de la compañía que tiene su sede en Monterrey, Nuevo León mencionó que continuarán con la venta de activos hasta llegar a la meta de 1,500 a 2,000 millones de dólares para reducir la pesada carca de sus deuda. Afirmó que, de superar el rango inferior, no descartan la posibilidad de adquirir pequeños activos estratégicos en los mercados en que operan.

[email protected]