Ayer, el director general de Fibra Shop, Salvador Cayón, adelantó que en las próximas semanas darán a conocer la estrategia que seguirán para cubrir el costo financiero de su deuda, el cual se ha incrementado debido a las recientes alzas en las tasas de interés aplicadas por el Banco de México (Banxico).

En conferencia telefónica con analistas bursátiles, el directivo del fideicomiso de inversión y bienes raíces especializado en centros comerciales explicó el efecto que han tenido mayores tasas de interés sobre su deuda, por lo que reiteró que ya se encuentran analizando esquemas de cobertura que anunciarán próximamente.

La deuda actual con costo asciende a 3,500 millones de pesos. De este monto, 3,000 millones corresponden a la emisión de certificados bursátiles que pagan una tasa TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio) más 90 puntos base, cuya vigencia es el 22 de junio del 2020.

Los restantes 500 millones de pesos responden a un crédito bancario con garantía hipotecaria que devengan una tasa TIIE más 150 puntos base, con vencimiento de 29 de junio del 2019.

En otro tema, el director de Finanzas, Gabriel Ramírez Fernández explicó que a pesar del entorno macroeconómico incierto no han visto un cambio en la ocupación de los inmuebles, incluso han logrado renovar algunos contratos con precios de rentas por arriba de la inflación.

Agregó que tras la incertidumbre desatada por los resultados de la elección presidencial en Estados Unidos continúan con su plan de expansión y metas en México.

Fibra Shop es el Fideicomiso de inversión en Bienes Raíces que se dedica a desarrollar y arrendar centros comerciales en México.

Su portafolio comprende 17 propiedades, con un área rentable de 470,036 metros cuadrados, con una ocupación promedio de 94.1 por ciento. Actualmente tiene en proceso de desarrollo 10,378 metros cuadrados de espacio rentable.

judith.santiago@eleconomista.mx