El oro al contado frenó sus alzas tras tocar el lunes un pico en cinco meses, perdiendo impulso a medida que los rendimientos de los bonos estadounidenses subieron y el dólar salió de sus mínimos, ya que las tensiones geopolíticas por Corea del Norte generaron compras de refugio más temprano en el día.

El oro al contado subió 0.05% a 1,285.86 dólares la onza, después de tocar más temprano 1,295.42 dólares la onza, su nivel más alto desde comienzos de noviembre. El metal dorado devolvió la mayor parte de sus ganancias debido a que el dólar se alejó de mínimos de cinco meses que tocó frente al yen previamente en la sesión y a que los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años también repuntaron tras tocar su nivel más bajo desde noviembre.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en junio, los más activos, cerraron con un avance de 0.3% a 1,291.90 dólares la onza. Corea del Norte realizó el domingo lo que se cree que fue un ensayo fallido de un misil, lo que aumentó los riesgos geopolíticos. Las tensiones regionales han subido en las últimas semanas debido a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha adoptado una retórica dura contra Pyongyang.

Entre otros metales preciosos, la plata al contado bajó 0.4% a 18.44 dólares la onza, luego de tocar un máximo en cinco meses de 18.64 dólares la onza.

El platino subió 1.5% a 986.10 dólares la onza, después de ascender sobre su promedio móvil de 200 días y de 50 días y a un máximo de seis semanas de 990.10 dólares la onza.