Los precios del cobre volvieron a subir hacia los 10,000 dólares la tonelada el martes, apoyados por perspectivas de una mayor demanda ante el descenso de los inventarios.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganó 1.1%, a 9,941 dólares por tonelada. El jueves pasado, los precios llegaron a los 10,008 dólares, su máximo desde febrero de 2011.

"Es una historia tremendamente positiva para el cobre en este momento y en el largo plazo", dijo Nitesh Shah, analista de WisdomTree.

Agregó que es probable que el metal atraviese nuevamente la marca de los 10,000 dólares.

Shah se refirió a la mayor demanda de electrificación y el gasto público planificado en las economías más grandes del mundo. "En los próximos años es probable que veamos un aumento en la demanda de cobre y eso respaldará los precios".

Las existencias de cobre en los almacenes aprobados por la LME cayeron 6,325 toneladas, a un mínimo de cinco semanas de 137,000 toneladas, tras perder 20% desde mediados de abril.

En los almacenes supervisados por la Bolsa de Futuros de Shanghái, los datos semanales del viernes mostraron que las existencias cayeron 1.3% en comparación con la semana anterior.

El cobre podría subir a 13,000 dólares la tonelada en los próximos meses, en parte por los bajos inventarios, afirmaron analistas de Bank of America en una nota.

Por su parte, el oro al contado cayó más del 1% después de que la secretaria del Tesoro de Estadios Unidos Janet Yellen dijo que es posible que las tasas de interés de Estados Unidos deban aumentar para evitar que la economía se sobrecaliente mientras se ponen en marcha más programas de apoyo.

El oro bajó 0.9% a 1,776.73 dólares la onza. Los futuros de oro estadounidense cayeron 0.9% a 1,776 dólares.

Unas tasas de interés más altas aumentan el costo de oportunidad de mantener lingotes, que no rinden interés.

"La caída del oro por cuarta vez en dos semanas por debajo de los 1,800 dólares, que ha sido el máximo del rango, provocó una toma de ganancias antes de que se hundiera 20 dólares por el comentario inesperado de Yellen", dijo Tai Wong, jefe de Operaciones de Derivados de Metales en BMO.