Las acciones de Cementos Mexicanos (Cemex) cerraron con un alza de 4.46% a 13.82 pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), luego de haber informado un alza de 32% en su utilidad neta del segundo trimestre del 2018, así como un plan para mejorar el retorno a sus accionistas, el pago de un dividendo para el próximo año, y recuperar su grado de inversión en el 2020.

Las ganancias de Cemex en el segundo trimestre alcanzaron 382 millones de dólares contra 288 millones del periodo similar del año pasado.

Explicó que el crecimiento se derivó del alza en la utilidad de operación, menores gastos financieros así como una mayor utilidad por fluctuación cambiaria, expuso en su reporte financiero del segundo trimestre publicado en la BMV.

Además, agregó que el flujo operativo (EBITDA) creció 2.58% a 714 millones de dólares durante el periodo de comparación o 4% considerando las operaciones existentes ajustadas por fluctuaciones cambiarias.

Los mejores precios en moneda local para sus productos y mayores volúmenes en las regiones donde opera, como México, Estados Unidos, Europa, Asia y África, impulsaron sus ventas para cerrar 7% más que lo registrado en el segundo tercio del 2017, a 3,805 millones de dólares.

Crecen ingresos en México

En México, los ingresos de la cementera regiomontana crecieron 13% en términos comparables a 867 millones de dólares, debido a mayores volúmenes y precios. Los precios en cemento, concreto y agregados subieron 3, 9 y 8%, respectivamente, en el segundo trimestre de este año, frente al mismo periodo del 2017.

En Estados Unidos, uno de sus principales mercados, Cemex refirió que sus ingresos ascendieron a 989 millones de dólares o 9% más contra el segundo trimestre del año pasado.

En el documento, la cementera anunció la puesta en marcha del plan Un Cemex más Fuerte, para recuperar su grado de inversión en dos años y mejorar el retorno para sus accionistas.

Bajo este último punto, adelantó que pagará un dividendo anual en efectivo el próximo año por alrededor de 150 millones de dólares, dicho monto cambiará año con año según sea el rendimiento del negocio y dependerá de la aprobación de accionistas de la empresa.

“El objetivo a mediano plazo en las métricas de dividendos es que sean consistentes con nuestros pares del sector de materiales de construcción”, informó la cementera.

Compromiso

Para recuperar el grado de inversión que agencias calificadoras le retiraron en el 2009, Cemex indicó que va a reducir la deuda total en 3,500 millones de dólares para finales del 2020.

La deuda total, sin considerar notas perpetuas, fue de 10,444 millones de dólares al 30 de junio de este año. En el segundo trimestre, disminuyó en 462 millones de dólares.

Las acciones que emprenderá son la venta de activos por 1,500 a 2,000 millones de dólares, así como la reducción de 150 millones de dólares en costos.

valores@eleconomista.mx