Las emisiones de deuda de compañías latinoamericanas sumaron 7,100 millones de dólares en el primer trimestre del año, en comparación con los 1,000 millones de dólares reportados en igual lapso del 2016, señaló Moody’s Investors Service.

Precisó en un informe que dichas emisiones estuvieron concentradas en pocos emisores, toda vez que la brasileña Petroleo Brasileiro (Petrobras) registró 4,000 millones de dólares o 56% del total en el primer trimestre de 2017.

La calificadora internacional de riesgo crediticio apuntó que las emisiones de deuda de alto rendimiento continuarán en un ritmo moderado y selectivo en el 2017.

Si bien los precios de las materias primas (commodities) se han estabilizado y las incertidumbres políticas de América Latina parecen contenidas por el momento, el crecimiento económico de la región seguirá contenido por un periodo prolongado.

El crecimiento global se mantiene en niveles históricamente bajos y el alza en la incertidumbre de políticas y gobiernos en Europa y Estados Unidos contribuirá a que continúe la aversión al riesgo y la volatilidad en los flujos de capital de la región , explicó la analista de Moody’s, Martina Gallardo Barreyro.

De acuerdo con el informe, los cupones promedio ponderados de emisiones cayeron a 6.5% en el primer trimestre del 2017 desde 7.8% en igual periodo del año pasado, lo que refleja la mayor calidad de crédito de las compañías que colocaron deuda.

La mejor calidad de crédito también ayudó a extender el plazo promedio ponderado de la deuda emitida a 8.1 años, desde 6.3 años, mencionó.

La calificadora añadió que casi toda la deuda emitida en ese periodo fue usada para refinanciar deuda existente, pues las emisiones relacionadas con inversiones se mantienen limitadas por los débiles fundamentos de negocio y la escasa demanda en el sector corporativo de la región.