La moneda mexicana perdió 3.75% o 74 centavos frente al dólar en las últimas cinco sesiones, ubicándose este jueves en un nivel de 20.4590 unidades por billete verde, de acuerdo con los datos oficiales del Banco de México (Banxico).

La reacción de la divisa local es resultado del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de mantener las tasas de referencia en un rango de entre 0 y 0.25 por ciento.

Previo al anuncio del miércoles, el dólar rondaba los 20.0434 pesos a las 12:00 del medio día hora de la Ciudad de México, depreciándose hasta las 20.2400 unidades al cierre del Banxico. Este jueves continuó depreciándose, terminando con una pérdida  de 1.08% o 21.90 centavos.

De hecho, durante las operaciones de este jueves, el peso alcanzó un nivel de 20.6215 pesos por dólar antes de la apertura de los mercados, cercano a las 6:00 de la mañana, su peor nivel en casi tres meses, pues el 29 de marzo registró los 20.6230 pesos por billete verde.

A las 8:00 de la noche del jueves, en operaciones electrónicas el peso se ubicaba en un nivel de 20.4335 unidades por billete verde, esto es una ligera recuperación de 0.12% o 3.5 centavos frente al cierre oficial.   

La Fed mantuvo la tasa de referencia y los programas de estímulo monetario sin cambios. Sin embargo, modificó sus pronósticos para este año al alza tanto para el crecimiento económico (de 6.5% a 7%) como para la inflación (de 2.4% a 3.4%), cambios que históricamente se relacionan con una postura monetaria más restrictiva por parte de las autoridades monetarias.

Enrique Covarrubias, analista financiero en Actinver, dijo que “el dólar es un activo que no suele operar bajo condiciones de sobrecompra durante mucho tiempo, usualmente reacciona de manera rápida a estas lecturas. Recomendamos mantener posiciones largas mientras sea capaz de mantener su operación por arriba de 20.40 pesos, con un siguiente objetivo entre 20.80 y 21 pesos”.

Explicó que el tipo de cambio podría alcanzar los 21 pesos por dólar como un techo límite, aunque también podría generarse un piso de 20 unidades por billete verde como límite inferior para la paridad cambiaria.

El tipo de cambio se había mantenido estable en lo que va del 2021, ya que hasta el lunes se movía 0.07% a favor del dólar, y al cierre de este jueves, acumula 2.55% de depreciación para el peso, pues ha pasado de 19.9500 unidades el 31 de diciembre a 20.4590 pesos por dólar.

Janneth Quiroz Zamora, subdirectora de Análisis en Monex, comentó que “el dólar se mantuvo al alza frente a las divisas de economías avanzadas, mientras tiene presiones como los datos de la inflación, así como cifras del mercado laboral, declaraciones de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal y los precios de las materias primas”.

Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base, mencionó que “el tipo de cambio enfrentó presiones al alza, al continuar la especulación sobre la Reserva Federal y su postura monetaria. El mercado interpretó las decisiones de la Fed como una señal de que podría moderar su postura flexible más pronto de lo que se pensaba”.

Hacia adelante, precisó Siller, el desempeño del tipo de cambio dependerá principalmente de la especulación sobre la política monetaria de EU y movimientos correctivos. El principal determinante de esta especulación seguirá siendo la publicación de información económica relevante.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, dijo que “la preocupación de todos los analistas es qué va a pasar cuando todos los estímulos terminen. Hay un reacomodo de portafolios ente los inversionistas, buscando encontrar un nuevo equilibrio entre activos de refugios y de riesgo.

“La dirección del tipo de cambio tiene que ver con la recuperación de la economía y las decisiones de política monetaria, que son los factores externos. La magnitud del movimiento en la paridad cambiaria tiene que ver con temas internos, como el proceso de vacunación y cifras de inflación, empleo y de industria”, mencionó.

Contratos de futuros

Otro indicador de la paridad cambiaria son los contratos netos especulativos del peso que cotizan en el Chicago Mercantil Exchange (CME), que aunque mostraban un recuperación en la ultima quincena de mayo, pasando de 10,100 a 3,600 contratos en contra del peso, hacia el 11 de junio aumentaron a 6,600 contratos que apuesta a la depreciación de la moneda mexicana.

Según Gordillo, es probable que las posiciones netas en el CME se inclinen aún más a una depreciación de la divisa mexicana, por las decisiones de la Fed.

Agregó que en CIBanco estiman que el dólar vuelva a alcanzar los 21 o hasta 22 pesos por dólar hacia el cierra de año o inicios del 2022.

ariel.mendez@eleconomista.mx