El peso mexicano concluyó con una fuerte pérdida contra el dólar la primera jornada de la semana. En su primer cierre por encima de 25 unidades por dólar, el tipo de cambio se movió presionado por los temores al impacto del coronavirus en la economía global. La cotización cerró en 25.1350 unidades por dólar, con datos del Banco de México (Banxico).

La paridad se movió desde un registro de 24.2480 unidades por dólar el viernes. Esto significa una caída de 88.70 centavos o 3.65 por ciento. El cruce marcó un máximo histórico de 25.2400 unidades. La pérdida se presentó luego de que el viernes, el Banxico dio a conocer un recorte de emergencia a su tasa de interés de referencia en 50 puntos básicos.

 

La moneda mexicana volvió a terreno negativo luego de que el viernes recortó sus pérdidas semanales. Una pausa en el fortalecimiento global del dólar, debido a las medidas anunciadas por bancos centrales, para elevar la liquidez en el mercado no fue suficiente para evitar que la influencia del recorte de tasas llevara al peso a un nuevo mínimo histórico.

"Se suponía que la volatilidad comenzaría a calmarse en la medida en que bancos centrales desataran la fuerza de programas y estímulos de liquidez, pero las actualizaciones de coronavirus en Europa y Estados Unidos continúan sugiriendo que no estamos cerca de salir del peligro", destaca en un reporte el analista de mercados de Activ Trades Edward Moya.

"En México, donde todavía no ha surgido el brote del coronavirus de forma considerable, según las cifras oficiales, la lenta reacción de las autoridades incrementa las previsiones de un impacto económico de magnitudes alarmantes que continuará arrastrando la operativa del peso", destaca por su parte un reporte publicado por el Grupo Financiero Monex.

En otros factores, algunos analistas mencionaron que el peso incrementó sus pérdidas a la cabeza en América Latina, debido al temor que persiste en el sector privado sobre invertir en el país, luego de una consulta ciudadana con la que se rechazó la construcción de una planta de Constellation Brands en Mexicali, que fue solicitada por el gobierno federal. 

[email protected]