La moneda mexicana se depreció 1.12%, o 21.5 centavos, frente al dólar a 19.3440 pesos por billete verde; ésta es la mayor variación intradía del tipo de cambio desde el 19 de agosto, cuando registró una depreciación de 1.25%, según cifras del Banco de México.

Un discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Economic Club de Nueva York, reavivó los temores sobre cuándo se resolverá la guerra comercial entre el país que gobierna y China, y que suma ya 19 meses; a esto se sumó una depreciación de monedas latinoamericanas, respecto del dólar, en especial del peso chileno que retrocedió 3.08% y afectó la cotización de la divisa mexicana, explicaron especialistas.

“En general, los mercados reaccionaron a los comentarios de Trump, si bien repitió las quejas que tiene EU contra China (...) el tono fue un poco duro contra esta región y también contra la Unión Europea”, dijo Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Bx+.

El peso mexicano y el chileno, no cayeron solos, el rublo ruso bajó 0.58%, la rupia india 0.38%, el peso argentino 0.02% y la lira turca 0.08%, de acuerdo con datos de Refinitiv Eikon.

“Aunque no existe una relación económica estrecha entre México y Chile, las señales de inestabilidad política en ese país han tenido un efecto negativo sobre el peso mexicano, por tratarse de la divisa latinoamericana de mayor liquidez”, comentó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

“Hoy hubo una afectación en las monedas de países latinoamericanos, sus situaciones y revueltas que no concluyen, y que parece que no concluirán pronto, afectaron el peso colombiano, el peruano y el real brasileño”, refirió Jorge Gordillo, director de análisis de CIBanco. Este efecto sería de corto plazo para la moneda mexicana, agregó. El estratega prevé que el dólar cierre en 19.50 pesos este año.

El Índice Dólar, que mide la cotización del billete verde frente a seis divisas, incluidos el euro, el yen japonés, la libra esterlina, el dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo, subió 0.14%, esto quiere decir que la moneda estadounidense se fortaleció.

El peso mexicano, al ser una de las divisas emergentes más líquidas, es más sensible a factores externos, y por tanto, fue una de las más afectadas durante la jornada, agregó Saldaña.

El monto de operaciones diarias peso-dólar en el mercado global de divisas asciende a alrededor de US100,000 millones, y 80% de las transacciones se realiza en el extranjero, de acuerdo con CIBanco, lo que explica su sensibilidad a temas internacionales.

Noticias sobre que el mandatario estadounidense podría continuar con su imposición de aranceles a las importaciones de automóviles y autopartes generan incertidumbre, lo que disminuye el apetito por activos de riesgo, destacó Siller.

El  jueves, el Banco de México decidirá sobre su política monetaria. El mercado espera un recorte de 25 puntos base, lo que llevaría a la paridad a 19.30 pesos por dólar.

[email protected]