En Europa las bolsas de Valores tuvieron comportamientos dispares el miércoles y uno de los principales índices bursátiles de la región cerró con una ligera caída.

En una sesión volátil, en la que llegó a estar en terreno positivo cuando abrió la sesión en Wall Street, el índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró con una caída de 0.17%, a 1,473.36 puntos.

Las acciones griegas continuaron hundiéndose por las crecientes preocupaciones por el sector bancario, tras la victoria en las elecciones legislativas del domingo del partido izquierdista Syriza.

El índice ATG de la Bolsa de Atenas cayó 9.24% y el índice de bancos griegos se desplomó 26 por ciento. En la semana, el ATG acumula un descenso de 15 por ciento.

La Bolsa de Atenas ha caído 31% desde el 8 de diciembre, cuando comenzó la secuencia electoral que culminó el domingo pasado con la victoria del partido de izquierda radical Syriza en las legislativas.

Wall Street cerró a la baja el miércoles, tras una decisión de la Reserva Federal estadounidense que no aporta al mercado el apoyo que esperaban algunos inversionistas.

El Promedio Industrial Dow Jones bajó 1.13% a 17,191.37 unidades y el tecnológico NASDAQ disminuyó 0.93%, a 4,637.99 unidades. El índice ampliado S&P 500 bajó 1.35%, a 2,002.16 unidades.

Tal como se esperaba, el FOMC mantuvo las tasas directrices entre 0 y 0.25%, los márgenes manejados desde fines del 2008. Sin embargo, en su comunicado tras la reunión abandonó toda referencia a un periodo de tiempo considerable antes de una primera subida de las tasas, una forma utilizada hasta el momento.

Por otra parte, la Fed reconoció que existe riesgo de que la inflación baje aún más, aunque el Comité se mostró confiado en que alcance el 2% en el mediano y largo plazo. La inflación se sitúa actualmente en 1.2% en proyección anual, según el índice PCE.

El precio del petróleo cerró en 44.45 dólares el barril, afectado por el anuncio del aumento de los stocks de crudo en EU a niveles históricos. Se trata de su nivel mínimo desde el 11 de marzo del 2009, cuando terminó en 42.33 dólares.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) extendió su caída a 1.10%, después del anuncio de la política monetaria de la Fed y una nueva baja en los precios del petróleo.

El IPC se ubicó en 42,158.07 unidades.

El peso cerró en 14.7295 por dólar spot a 48 horas, lo que significó una depreciación de 1.02% frente a los 14.5805 del precio referencial de Banxico del martes.

valores@eleconomista.mx