Los precios del oro registraron el jueves su peor sesión desde diciembre, presionados por la fortaleza del dólar y las mayores expectativas de un alza este mes de las tasas de interés de Estados Unidos, tras sólidos datos económicos y comentarios de autoridades de la Reserva Federal (Fed).

El oro al contado perdió 1.3%, a 1,232.61 dólares por onza, su mayor baja porcentual diaria desde el 15 de diciembre.

Los futuros del oro en Estados Unidos, en tanto, cerraron con un retroceso de 1.4%, a 1,232.9 dólares por onza.

El oro fue golpeado tras datos conocidos el jueves que mostraron que las solicitudes por beneficios de desempleo en Estados Unidos cayeron a un mínimo de 44 años.

La mejoría del mercado laboral, combinada con un avance de la inflación, podrían alentar a la Fed a subir las tasas de interés en su reunión del 13 y 14 de marzo.

La gobernadora de la Fed, Lael Brainard, dijo el miércoles que una mejoría en la economía mundial y una sólida recuperación en Estados Unidos podrían determinar que pronto sea apropiado subir el costo del crédito, mientras que el jueves su colega Jerome Powell aseguró que se han reunido los argumentos para un incremento de las tasas este mes.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, y el vicepresidente del banco central, Stanley Fischer, realizarán presentaciones el viernes, probablemente entregando mayores señales sobre el camino que tomarán las autoridades del organismo en su próxima reunión.

Una mayor presión sobre el lingote fue generada por el avance de las acciones y el dólar.

Entre otros metales preciosos, la plata perdió 3.8% a 17.71 dólares por onza, el platino cayó 3.2% a 982.50 dólares por onza y el paladio bajó 1.2% a 765.65 dólares la onza.