El Oro subió el jueves desde mínimos en ocho semanas a la par de un retroceso de las bolsas en Estados Unidos y Europa, aunque recortó ganancias tras datos de una mejoría en el mercado laboral y una aceleración de la inflación que afirmaron al dólar y a los rendimientos de los bonos del Tesoro.

Tras una subida inicial, el índice dólar se estabilizó y ayudó a consolidar el precio del oro, que busca afirmarse tras tocar el martes mínimos en ocho semanas.

En las últimas operaciones, el oro al contado subió 0.57%, a 1,226.33 dólares la onza, tras ocho sesiones estable o con mínimas caídas y subir más temprano hasta 1,227.70 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos ganaron 0.4%, a 1,224.20 dólares la onza.

Parece que el oro está siguiendo a las acciones y al dólar, pero en general yo diría que podría haber encontrado un piso, al menos por ahora , dijo Afshin Nabavi, jefe de operaciones de MKS en Suiza. Todo lo que necesitamos es una buena demanda física , agregó.

Analistas de ScotiaMocatta dijeron que el metal está teniendo dificultades para subir sobre el nivel de resistencia técnica de su promedio móvil de 100 días, ahora en 1,226 dólares la onza, y que su piso estaba en 1,195 dólares la onza.

Creo que el mercado está buscando el próximo catalizador. Los especuladores están esperando , dijo Rob Haworth, estratega de inversiones de US Bank Wealth Management. Tasas de interés más altas en Estados Unidos, un mejor crecimiento económico en Europa, todo eso termina siendo viento en contra , agregó.

En cuanto a otros metales, la plata subió 0.8%, a 16.27 dólares la onza, y el platino ganó 0.4%, a 912 dólares la onza. El paladio subió 0.4%, a 801 dólares la onza.