El oro revirtió gran parte de sus pérdidas el miércoles, después de que el dólar recortó ganancias, le permitió al metal librarse de la presión temprana generada por declaraciones de miembros de la Reserva Federal (Fed) que avivaron especulaciones sobre una subida de las tasas de interés en marzo.

El influyente presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo que ahora había argumentos mucho más convincentes para subir las tasas, mientras que John Williams, su par de la Fed de San Francisco, indicó que personalmente no veo la necesidad de retrasar el alza de tasas .

En las últimas operaciones, el oro al contado cedió 0.1%, a 1,246.83 dólares por onza, en camino a su tercer día seguido de pérdidas. Los futuros del oro en Estados Unidos cayeron 0.3%, a 1,250 dólares por onza.

La probabilidad de un alza de tasas de interés en Estados Unidos este mes subió de 30 a 67.5% tras los comentarios de las autoridades de la Fed, según datos de Thomson Reuters.

Una subida de los réditos aumenta el costo de oportunidad de tener oro, que no devenga intereses, al tiempo que impulsa al dólar.

Datos publicados el miércoles mostraron que la inflación minorista en Estados Unidos subió 0.4% en enero, su mayor alza desde febrero del 2013, mientras que el gasto del consumidor se incrementó 0.2 por ciento.

La presidenta de la Fed, (Janet) Yellen, dará un discurso el viernes. Si las declaraciones de Yellen apuntan también a un alza de tasas en un futuro próximo, esto afectará al precio del oro , advirtió Commerzbank en una nota.

Las expectativas de que el presidente Donald Trump diera detalles el martes sobre sus planes de estímulo para la economía se vieron largamente defraudadas. Sin embargo, su discurso contrastó con la áspera retórica que esperaban los inversionistas, tentando a algunos a apostar por activos más riesgosos y reduciendo el atractivo del oro como refugio.

El índice dólar subió a un máximo de siete semanas, pero recortó ganancias más tarde. En cuanto a otros metales, la plata subió 0.6%, a 18.40 dólares la onza; el platino perdió 1.1%, a 1,012.25 dólares por onza; y el paladio ganó 0.9% a 775.75 dólares por onza.