Los precios del oro ampliaron sus caídas el miércoles y alcanzaron mínimos en cinco semanas ante la fortaleza del dólar, que se apreció por expectativas de un alza inminente de las tasas de interés en Estados Unidos.

Los inversionistas esperan el dato de empleo de febrero que se conocerá el viernes y, que es considerado un termómetro del estado de la economía estadounidense, luego de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijo la semana pasada que el banco central estaba listo para elevar las tasas de interés de referencia.

El oro es altamente sensible a los incrementos de las tasas de interés en Estados Unidos, dado que esto aumenta el costo de oportunidad de tener lingotes que no rinden intereses y a la vez impulsa al dólar, moneda en la que cotizan.

En las últimas operaciones del miércoles, el oro al contado cayó 0.5% a 1,209.49 dólares por onza, tras tocar su nivel más bajo desde el 1 de febrero a 1,206.05 dólares.

En tanto, los futuros del oro para abril en Estados Unidos bajaron 0.6%, a 1,209.40 dólares la onza.

Podría seguir cayendo

Las nóminas no agrícolas (...) brindarán la confirmación final de un alza de tasas la próxima semana y esto podría presionar más al oro , dijo el analista de Materias Primas de Julius Baer, Carsten Menke.

El metal podría caer debajo de los 1.200 dólares antes del dato del viernes, agregó.

En cuanto a otros metales preciosos, la plata retrocedió 1.3% a 17.26 dólares por onza, tras caer a mínimos desde el 31 de enero a 17.19 dólares.

El platino perdió 1.4% a 946.45 dólares por onza, después de caer a un piso desde el 5 de enero a 941.50 dólares.

Por su parte, el precio del paladio bajó 0.8%, a 766 dólares la onza.