Los precios del oro cayeron el martes, alejándose más del máximo de dos meses y medio que tocaron la semana pasada, debido a que el alza del dólar y de los rendimientos de los bonos del Tesoro redujo el atractivo del lingote como refugio seguro.

El oro al contado cayó 1.6% a 1,794.57 dólares la onza y cerró su peor día desde el 9 de agosto. Los futuros del oro en Estados Unidos perdieron 1.9% a 1,798.5 dólares la onza.

El dólar subió 0.5% frente a sus divisas rivales, encareciendo el oro para los tenedores de otras monedas.

"El mercado del oro está experimentando cierto retroceso y es probable que el dólar avance más y ejerza presión sobre los metales", dijo Daniel Pavilonis, estratega senior de Mercado en RJO Futures.

El oro subió a un pico de dos meses y medio la semana pasada luego de que un informe débil sobre las nóminas de pago de Estados Unidos fortaleció las especulaciones de que la Reserva Federal podría retrasar la reducción de sus compras de bonos.

“La realidad es que la Fed quiere comenzar a reducirlas, por lo que el mercado del oro buscará posicionarse antes de que realmente suceda", agregó Pavilonis.

La atención del mercado ahora se centra en la reunión del jueves del Banco Central Europeo, en la que es posible que debata la reducción de sus medidas de estímulo, a medida que la economía de la zona euro vuelve a la vida.

Entre otros metales preciosos, la plata cedió 1.4% a 24.32 dólares la onza y el platino cayó 2.2% a 996.48 dólares.