Los trabajos de la obra del aeropuerto en Texcoco seguirán algunas semanas por cuestiones técnicas, pero el proyecto se cancelará en definitiva, afirmó Gerardo Ferrando, nuevo titular del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

En particular, continuarán los trabajos de la losa de cimentación de la terminal y de su centro de transporte terrestre, pues de no concluirse quedarían inservibles y no podrían ser aprovechados para otros fines en el futuro, aclaró en entrevista radiofónica.

Además, continuar con la construcción es consistente con los contratos de financiamiento, que siguen vigentes y cuya liquidación está en proceso, motivo por el cual el gobierno mexicano, a través del fideicomiso del NAIM, lanzó una oferta de recompra de bonos por más de 1,800 millones de dólares.

Para financiar el NAIM se hicieron emisiones de bonos por 6,000 millones de dólares y en ellas hay una serie de condiciones que señalan que los recursos se aplicarían al nuevo aeropuerto.

Trascendió que el fideicomiso para la construcción del aeropuerto cuenta con unos 100,000 millones de pesos (4,950 millones de dólares).