Moody’s Investors Service le advirtió al gobierno de Estados Unidos que podría perder su excelente calificación crediticia si no existe un acuerdo para elevar el límite de endeudamiento del país.

La agencia de calificación de crédito consideró que si el Congreso y el Poder Ejecutivo no logran avances pronto, la calificación de Estados Unidos se pondría en una estricta observación.

En un comunicado, Moody’s explicó que el recorte sería porque hay un riesgo muy pequeño, pero creciente de que el gobierno estadounidense incumpla el pago de sus deudas. Asimismo, anotó que podría enfrentar la degradación en caso de no alcanzar un plan para controlar la creciente la deuda del país.

Si no hay un avance para un aumento estatutario del límite de la deuda en las próximas semanas, (Moody’s) espera colocar la calificación del gobierno estadounidense bajo revisión para una posible degradación , mencionó la agencia.

El gobierno de Estados Unidos llegó a su tope de endeudamiento de 14.3 billones de dólares el 16 de mayo. El límite de deuda es la cantidad que el gobierno puede pedir prestado para ayudarse a financiar sus operaciones.

Pese a que el límite ya fue alcanzado, el gobierno aún puede hacer frente a sus obligaciones hasta el 2 de agosto, por lo que hay una pequeña ventana para lograr un acuerdo antes de esa fecha.

En otro comunicado, la calificadora expresó que también examina la puntuación de tres grandes bancos estadounidenses ante una posible reducción de su calidad crediticia.

Moody’s colocó las notas de los depósitos, la deuda prioritaria y las obligaciones subordinadas convertibles de Bank of America, Citigroup, Wells Fargo y sus filiales, bajo revisión para una eventual baja.

La clasificación de las entidades bancarias está respaldada por la creencia de que el gobierno federal impediría que quebraran en una crisis. Sin embargo, Moody’s advirtió que esa presunción quizá no sea ya verdad.

La agencia puntualizó que estudiará si estas notas deben ser ajustadas a medida que empiecen a retirarse los planes de ayuda del gobierno aplicados durante la crisis. También, Moody’s dijo que va a evaluar los avances de Bank of America y Citigroup en términos de solidez financiera.

La agencia colocó las notas a corto plazo Prime 1 de Bank of America y Citigroup bajo revisión para una eventual disminución. En tanto, la nota Prime 1 de corto plazo de Wells Fargo se mantiene. Otorgó a la deuda preferente del Bank of America la calificación A2 , a la de Citigroup A3 y a la de Wells Fargo A1 .