Las monedas latinoamericanas continuarían esta semana en torno a los niveles recientes, aunque algo más inestables, pues el panorama está empañando por las dudas acerca de la orientación de la Reserva Federal de Estados Unidos y la capacidad del gobierno brasileño para impulsar reformas.

En México podría haber presión para que el peso baje hacia 19 por dólar a medida que se acerque el 21 de septiembre, cuando cierra el encuentro de este mes de la Fed. Por más que dio cierto alivio, el reporte del viernes sobre el empleo estadounidense no despejó del todo el temor a un alza de tasas.

En Brasil, un operador de una firma de corretaje internacional dijo: el mercado está incómodo con los ruidos políticos, creía que eso iba a terminar tras la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff. La respuesta es la volatilidad .

En Chile, otro operador anticipó un rango de 670 a 680 por dólar para el peso. Los mercados están muy sensibles y volátiles, lo más seguro es que está situación se mantendrá por un tiempo más, a la expectativa de la política monetaria estadounidense , sostuvo.

Dólar se deprecia

El dólar se depreció el lunes contra el yen, después de que el Banco de Japón decepcionó a los inversores que esperaban una señal clara de que habría una expansión monetaria mayor este mes en el país asiático.

La moneda estadounidense tocó un máximo de cinco semanas el viernes porque los mercados apostaban a que la Reserva Federal todavía podría subir las tasas de interés en los próximos meses, pese a las decepcionantes cifras de empleo en Estados Unidos.

Pero habiendo ganado más de 4% contra la moneda japonesa en seis días, el dólar frenó su avance en mercados con poca actividad el lunes por el feriado del Labor Day en Estados Unidos y retrocedió hasta 0.8%, a 103.15 yenes.

Aunque el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, se mostró dispuesto a expandir más el programa de estímulos monetarios, no dio las pistas explícitas que algunos esperaban sobre las posibilidades de que el banco amplíe agresivamente su política monetaria en la reunión de septiembre.

El hecho de que Kuroda dedicó una porción de su discurso a explicar el impacto negativo de bajar las tasas a menos de 0% ayudó a aplacar especulaciones sobre más recortes a la tasa clave de política monetaria y ayudó a impulsar al yen , dijo el estratega cambiario de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, Derek Halpenny.

El índice dólar bajó 0.11%, a 95.75, logrando mantenerse por encima del mínimo de una semana, a 95.18, alcanzado el viernes poco después de conocerse el dato de empleo en Estados Unidos.