Los precios del cobre volvieron a cotizar el lunes por sobre los 6,000 dólares la tonelada ante la agudización de la disputa sobre las operaciones del gigantesco yacimiento de Grasberg en Indonesia, mientras que el zinc era apuntalado por una baja de los inventarios.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subió 1.14%, a 6,028 dólares la tonelada, recuperándose de sus pérdidas del viernes.

Otro metal industrial, el zinc, en tanto, ganó el lunes 1.3%, cotizando en 2,845 dólares la tonelada.

Lo anterior después de datos que mostraron que los inventarios disponibles para inversionistas cayeron 11%, a 258,050 toneladas, el menor nivel desde enero del 2009.