El miércoles IEnova ganó un nuevo contrato para construir y operar una terminal marina en Veracruz para el almacenamiento de hidrocarburos, en el que invertirá en total 155 millones de dólares; no obstante, la reacción del mercado pareció indiferente.

Aunque el anuncio representa un hito para IEnova al incursionar en un nuevo negocio, el impacto en el valor de la acción es limitado en estos momentos. Esperamos que participe en concursos similares de infraestructura en Monterrey en los próximos meses , opinaron en un reporte analistas de la casa de Bolsa de Citibanamex.

Ayer, un día después del anuncio, sus acciones que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerraron con una ligera variación al alza de 0.13%, para finalizar en 95 pesos por cada acción, desde 94.88 pesos previos.

No obstante, analistas que siguen a la emisora consideran que a pesar de que este nuevo proyecto es pequeño, es el primer paso para seguir creciendo su cartera y obtener proyectos adicionales y en torno a la terminal marina que comenzará a construir, además, lograr nuevas inversiones en infraestructura energética en general.

Esperamos inversiones adicionales en la terminal marina debido a la creciente demanda interna de almacenamiento de combustible. En la actualidad, México carece de almacenamiento y transporte de combustible líquido, que trae potenciales oportunidades de inversión al mercado , opinaron los analistas de Credit Suisse través de un documento.

La meta de inversión de 155 millones de dólares se encuentra en la parte baja de nuestras expectativas de capex de entre 200 millones a 400 millones de dólares. La parte alta dependerá del alcance del proyecto (es decir, incluye terminales terrestres e infraestructura de transporte) , cita el reporte.

Consideraron que los inversionistas seguirán enfocándose en las potenciales oportunidades de fusiones y adquisiciones de corto plazo que puedan venir para la empresa operadora de infraestructura energética, sobre todo en materia de generación eléctrica y en ductos de gas natural.

IEnova, filial de la estadounidense Sempra Energy, dedicada al negocio de gas natural, ha invertido 7,000 millones de dólares en el sector de infraestructura energética en México. En los últimos 20 años, han completado 25 proyectos y realizado tres adquisiciones importantes, una de ellas fue Gasoductos de Chihuahua.

[email protected]