El cobre cayó y el zinc tocó un mínimo de tres meses el lunes por un descenso de la preocupación por el suministro, mientras la demanda de los principales consumidores de metales del mundo, como China, seguía débil.

El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) perdió 1.5%, cerrando a 5,747 dólares la tonelada, sumándose a las pequeñas pérdidas de la sesión previa.

Los precios del cobre han caído desde que se reanudaron los envíos desde las dos mayores minas del mundo, que tuvieron suspendidas sus actividades durante varias semanas este año.

Las interrupciones de suministro que hemos visto fueron dinámicas a corto plazo y no crearon una verdadera rigidez en el mercado. No nos sorprendería demasiado que el mercado del cobre termine el año con un ligero superávit , dijo Gianclaudio Torlizzi, socio de la consultora T-Commodity en Milán. Fondos de coberturas recortaron sus posiciones largas netas en los futuros del cobre en Estados Unidos por vez primera en tres semanas, mostraron datos.

En lo referente al zinc, los precios tocaron un pico de 2,980.50 dólares la tonelada a mediados de febrero por temores a que el cierre de importantes minas el año pasado provoque graves déficits.

El zinc a tres meses en la LME cedió 2.7%, a 2,618 dólares la tonelada, su nivel más débil desde el 6 de enero. También presionaba al mercado la debilidad de los precios del acero en China y noticias de que dos minas afectadas por las inundaciones en Perú están listas para retomar su actividad. En otros metales básicos, el níquel cerró sin cambios a 10,180 dólares la tonelada; el aluminio perdió 1.8%, a 1,926.50 dólares; el plomo sumó 0.3%, a 2,258 dólares; y el estaño subió 0.2%, a 20,275 dólares.