Las sociedades financieras de objeto múltiple (sofom) que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) presentan incrementos en sus calificaciones a “BB” con perspectiva Estable y Positiva, por parte de Fitch Ratings y S&P, reflejando el incremento en el apetito de riesgo alto por los inversionistas.

La semana pasada, la agencia calificadora Fitch Ratings ratificó la calificación de “BB+” con perspectiva Estable para Crédito Real, es decir que la compañía presenta un elevado riesgo de incumplimiento por cambios adversos con el paso del tiempo.

“Refleja su posición como líder de mercado en el negocio de préstamos con descuento sobre nómina en México, así como los diferenciadores de su modelo de negocios, como la compartición de ingreso y riesgo con sus distribuidores, que han resultado históricamente en una calidad de activos superior a la de sus pares”, explica el comunicado de la agencia.

Fitch Ratings estima que las condiciones macroeconómicas sigan adversas este año para México; sin embargo, las calificaciones muestran reducciones en los niveles de cartera vencida y mejoras en el índice de morosidad. Como resultado de ello se mejoró la calificación de Financiera Independencia pues subió a “BB” desde “BB-” con perspectiva Estable a nivel nacional en moneda extranjera y nacional.

“Por la generación recurrente de utilidades y retención de las mismas, así como por mejoras moderadas en los indicadores de calidad de activos, en medio de un crecimiento crediticio más lento y un entorno económico desafiante”, se lee en el documento.

por buen camino

La agencia explicó que la calificación otorgada a la microfinanciera fue altamente influenciada por sus franquicias bien posicionadas en el sector de préstamos y su modelo de negocios relativamente diversificados, por su presencia en Estados Unidos y Brasil.

Destacó la alta participación de este tipo de entidades en el mercado de deuda como fue el caso de Unifin financiera con la emisión de notas sénior en Estados Unidos por 300 millones de dólares.

Para dicha sofom, la calificadora S&P reafirmó su calificación de riesgo en escala global a “BB” y en nacional de “mxA” a “mxA-2”, la cual muestra que es ligeramente más susceptible a cambios adversos, además de mostrar que la capacidad del emisor para cumplir sus compromisos de pago es satisfactoria.

No obstante, los precios de sus acciones presentan comportamientos erráticos en lo que va del año. Financiera Independencia muestra una pérdida de 3.23% en el precio de sus papeles a 3 pesos por acción; mientras que los títulos de Crédito Real se apreciaron 0.89%, a 24.78 pesos por unidad, en el mismo periodo.

Aunque la cotización de Unifin presenta una tendencia positiva, el precio de su acción muestra un retroceso de 0.51% a 66.29 pesos por acción en lo que va del año.

[email protected]