El interés por los viajes espaciales aún incipientes comienza a llamar la atención de los inversionistas, después de que magnates como Jeff Bezos, CEO de Amazon y Sir Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, completaron con éxito su primer vuelo al espacio.

Adam Jonas, analista de Morgan Stanley, opinó en una nota, difundida por medios estadounidenses, que “el espacio es probablemente la "frontera final" de la disrupción”, por lo que “el interés de los inversionistas en el espacio, que hace tan solo dos años era tan vacío como el espacio mismo, hoy parece estar en camino de volverse tan concurrido como un campo de escombros orbitales”, dijo.

Este martes Jeff Bezos viajó al espacio, justo 52 años después de que por primera vez los humanos pisaron la Luna y 10 días después de que el multimillonario británico Branson hiciera también su primer viaje exitoso.

Mientras se anunciaba un vuelo exitoso del CEO de Amazon, las acciones de Virgin Galactic, firma pionera del turismo espacial, se vieron fuertemente presionadas en la Bolsa de Nueva York (NYSE), al grado de caer a un mínimo de 29.59 dólares por unidad o un 8.6% respecto a la sesión previa. Aunque después amortiguó la fuerte caída para finalizar la sesión con un retroceso de 1.14 por ciento.

Sin embargo, desde el pasado 12 de julio, después del primer viaje espacial, los papeles acumulan una caída de 21.28% y en el año avanzan cerca de un 35 por ciento.

Otra acción espacial que no tuvo una sesión ganadora este martes fue Astra Space que retrocedió en la Bolsa estadounidense un 4.08 por ciento.

Del otro lado Maxar Technologies, que busca competir en el naciente negocio de turismo espacial, ganó 3.77% este martes en el NYSE. Mientras que Lockheed Martin Corporation, una empresa del sector aeroespacial y de tecnología, avanzó 2.14%, ayer 20 de julio.

judith.santiago@eleconomista.mx