Hacia el último trimestre del año, el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) representado por las bolsas de valores de Chile, Colombia, México y Perú, lanzará su propio índice sustentable, representado por empresas de la región que destacan en temas de sustentabilidad.

S&P Dow Jones Indices (S&P DJI), la Corporación Financiera Internacional (IFC, por su sigla en inglés), RobecoSAM y las bolsas del MILA trabajan en el desarrollo de este indicador donde estarán las emisoras que cotizan en dichos mercados comprometidas con el cuidado del ambiente, con temas de responsabilidad social y de gobierno corporativo, pero que al mismo tiempo sean una opción atractiva de inversión.

El naciente índice verde del MILA aún no tiene nombre y en los siguientes meses se definirá el número de emisoras que integrarán la muestra, explicaron en entrevista conjunta Manuel González, director para Latinoamérica de S&P Dow Jones Indices, Rocco D’Urso, gerente sénior de relaciones de RobecoSAM y Carlos Numen Ferro, investment officer para el IFC, miembro del Banco Mundial.

Estamos apostando lanzarlo (índice sustentable) para finales del último trimestre de este año o, en el peor de los casos, en el primer trimestre del 2018. No podríamos adelantar si va a estar limitada por número de empresas o participación por país, pero el criterio más importante va a ser el de la sustentabilidad , estimó Manuel González.

Lo verde es rentable

Los entrevistados coincidieron en que las inversiones verdes son rentables y no un tema de moda. Para ejemplificar, refirieron que del lado del S&P, al cierre del año pasado, había 6.9 mil de millones de dólares (billones de dólares en EU) ligados a inversiones en sus índices de sustentabilidad, entre fondos, ETF (Exchange-Traded Fund, por sus sigla en inglés) o trackers (títulos referenciados a acciones).

Ahora, los impulsores del índice sustentable del MILA estarán acercándose a 153 empresas que participarán en el proceso de evaluación que estima finalizará en aproximadamente dos meses. En esta etapa se les aplicará un cuestionario que contiene alrededor de 630 preguntas, aunque cada emisora responderá entre 80 y 120, según el sector al que pertenecen.

RobecoSAM es responsable de evaluar y seleccionar a las emisoras de la región de Latinoamérica que serán parte del índice. Éstas operan en diversos sectores como el de servicios, hoteles, financiero, retail, consumo, industria, financiero. La bolsas de valores serán el enlace para invitar a participar a las empresas listadas en sus mercados.

Del universo total de empresas a evaluar, 51% son mexicanas, 26% chilenas, 14% colombianas y 9% peruanas, pero no necesariamente implica que este porcentaje va a estar representado en el índice una vez lanzado.

La ventaja de este Índice es que concentrará a las empresas más grandes y líquidas de la región del mercado del MILA , acotó el director para Latinoamérica de S&P Dow Jones Indices, cuya participación será construir, calcular y manejar el índice.

Hay apetito en el mercado

Las condiciones están ahí, añadió, hay apetito por parte de las empresas, bolsas e inversionistas y consideramos que de alguna manera faltaba desarrollar un índice robusto sobre temas de sustentabilidad en la región.

Con el índice verde del MILA se abre la opción a los inversores de contar con un activo que dé la certeza de que las empresas están haciendo las cosas bien con respecto al cuidado del ambiente y en temas sociales, pero que además esté acompañado de buenos rendimientos , dijo Carlos Numen Ferro, investment officer para el IFC, institución que asegurará que el indicador cumpla con los ejes de sustentabilidad.

Germinan inversiones verdes en la BMV

Las inversiones verdes a largo plazo son rentables, aseguran especialistas.

En los recientes cinco años el rendimiento del IPC Sustentable de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha sido 63% mayor al del IPC, el principal indicador bursátil mexicano.

El IPC Sustentable nació en diciembre del 2011. El objetivo fue crear un indicador representativo de empresas que cotizan en el mercado accionario mexicano, que llevan a cabo buenas prácticas de sustentabilidad, la cual abarca acciones en materia de responsabilidad social, cuidado del medio ambiente y gobierno corporativo.

El rendimiento del indicador sustentable ha sido sostenidamente superior al Índice de Precios y Cotizaciones (muestra representativa del comportamiento del mercado accionario de México) y con el que tradicionalmente se ha comparado , explicó Rubén Perera, director de Información y Estadística de la BMV.

Desde su lanzamiento, el 8 de diciembre del 2011, y hasta igual periodo del 2016 la muestra verde conformada por 30 emisoras ha acumulado un rendimiento de 43.25% contra 26.52% de su comparable, el IPC integrado por 35 empresas más bursátiles.

El mejor año en retornos fue el 2012 y el de más bajo desempeño fue el 2015, cuando registró un retroceso de 1.17%; en el 2016 cerró con ganancias de 7.14 por ciento.

Cada vez son más empresas las que han adoptado estas prácticas (...) Lo que es un reto para este índice y para la Bolsa es que existan más vehículos de inversión relacionados con el indicador, no existe un track o un ETF que replique la muestra , dijo el directivo.

Perduran

Quince empresas se han mantenido desde el nacimiento del IPC Sustentable.

En la lista se ven a las embotelladoras Arca Continental y KOF (Coca-Cola FEMSA), el conglomerado Alfa, la gigante de telecomunicaciones América Móvil, la panificadora Bimbo y la cementera Cemex.

Otras más son FEMSA, los grupos aeroportuarios Asur y OMA, las instituciones financieras Banorte y Gentera, las empresas mineras Grupo México e Industrias Peñoles, la química Mexichem y la fabricante de productos de consumo personal Kimberly-Clark de México.

Perera comentó que el peso de cada empresa en el indicador sustentable tiene que ver con su tamaño en términos de capitalización de mercado y no porque una u otra sea más sustentable, pues todas ellas destacan en esta cualidad.

El criterio de elegibilidad se basa en el tamaño de capitalización de mercado de la empresa, historial de operación en la BMV y evolución en materia de sustentabilidad.

judith.santiago@eleconomista.mx