¿Es IAG una oportunidad en Bolsa tras la corrección del 7% que ha llevado la cotización desde los 6.579 hasta los 6.119 euros en las últimas diez sesiones? Los analistas siguen apostando por el valor y le dan un precio objetivo cercano a los 6.90 euros, pero de momento los grandes fondos están curándose en salud en la aerolínea.

En los últimos días, grandes gestoras internacionales como Manulife, Invesco, Franklin Resources y UBS han vendido paquetes de acciones de hasta 3.4 millones de títulos. Un movimiento que responde tanto a las realizaciones de beneficios en el cuarto mejor valor del Ibex 35 este año con una subida del 19.3% como la incertidumbre que se cierne sobre el valor a corto plazo.

Son muchos menos los grandes inversionistas institucionales que creen que la corrección en marcha ha terminado. El único movimiento relevante lo ha protagonizado JP Morgan Chase con la compra de casi 4 millones de títulos el pasado lunes, cuando más arreciaban las ventas sobre el valor.

La primera ministra británica Theresa May anunció este miércoles que Donald Tusk, el presidente del Consejo Europeo, ha recibido la carta que indica que Reino Unido quiere dejar la Unión Europea y que activa formalmente el artículo 50 del Tratado de Lisboa. Un anuncio que pone en solfa el futuro inmediato en el parqué de las aerolíneas con fuertes intereses en el Reino Unido.

Ryanair reaccionó inmediatamente a la activación del Brexit con un comunicado en el que aseguraba este miércoles que el Gobierno británico parece no tener un plan B para enfrentarse al impacto del Brexit en el que caso de que Londres deje de ser miembro del sistema de cielos abiertos de Europa.

La aerolínea irlandesa advirtió también que el adiós del Reino Unido a la Unión Europea podría provocar la cancelación de vuelos desde el Reino Unido durante algún tiempo. Un posible escenario muy negativo que también afectaría de lleno a IAG, el grupo integrado por British Airways, Iberia, Aer Lingus y Vueling.

Por lo tanto, la compañía se enfrenta un futuro inmediato complejo en Bolsa que ya el pasado lunes estuvo a punto de llevarse por delante la resistencia de los 6 euros por acción. El valor reaccionó desde este nivel, pero en las tres últimas sesiones no ha dejado de ofrecer signos evidentes de debilidad.

El lunes, la acción de la aerolínea sufrió una caída del 2.8% (la mayor del año) tras una rebaja de recomendación por parte de Bank of America-Merrill Lynch, desde comprar a infraponderar.

estrategias@eleconomista.mx