Linio México, la plataforma de comercio electrónico con presencia en América Latina, se perfila como un fuerte candidato para listar sus acciones en la Bolsa Institucional de Valores (Biva) que comenzará a operar el 23 de julio próximo.

“Seguimos con la intención de llevar a Linio a Bolsa, aunque sería a mediano plazo; en los tiempos correctos lo estaríamos llevando a Biva”, anunció el socio y director general de LIV Capital, Alexander Rossi.

Añadió que mientras eso sucede, seguirán invirtiendo para fortalecer y hacer crecer más a la empresa que opera en nueve países de la región.

México es un mercado relevante para Linio, pues representa hasta 40% de su negocio en la región. Sus operaciones se extienden a Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

LIV Capital es un fondo mexicano de capital privado y uno de los principales socios inversionistas de Linio México, así como de Biva, donde aportó 450 millones de pesos.

casi listo

“Ya cumplimos con la parte inicial del fondeo comprometido para poder arrancar operaciones, falta una parte adicional que está sujeto a otros logros de la empresa”, dijo Rossi.

“Todo está preparándose, ya está operando el nuevo índice el FTSE-Biva y estamos en pruebas puntuales de todos los sistemas, por lo que estamos muy próximos a iniciar operaciones, aunque hay cosas que controlamos y otras que no”, añadió.

Parte de los recursos invertidos en el proyecto de la nueva Bolsa de valores provienen del Certificado de Capital de Desarrollo (CKD) que LIV colocó en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en el 2015 por 2,880 millones de pesos. En dicho instrumento cuatro afores invirtieron recursos del fondo de ahorro de los trabajadores mexicanos para su retiro.

El proyecto de la Biva comprendió una inversión total de 600 millones de pesos, de acuerdo con datos del propio centro bursátil.

Linio es una firma de origen alemán que arrancó operaciones en el 2012 en México.

Desde entonces ha recibido inversiones por más de 200 millones de dólares de capital mexicano e internacional, logrando crecer por encima de 80% en Latinoamérica.

Comercializa más de 40,000 marcas y ha consolidado un equipo de aproximadamente 1,300 empleados.

Rossi es partidario de la inclusión bursátil porque significa el impulso al desarrollo económico del país y porque apoya a la eficiencia y transparencia del mercado de valores.

Dijo que el fondo que dirige cuenta con capital mexicano y consideró que México tiene buenos momentos para invertir, aun con las elecciones presidenciales de julio próximo, que provocan “cierta volatilidad y retrasan decisiones de inversión”.

Adelantó que cuentan con “pólvora seca” por alrededor de 2,000 millones de dólares que estarán desplegando entre éste y el próximo año, en breve anunciarán una nueva inversión.

“Seguimos creyendo que la tecnología, los sectores de consumo y de servicios tienen mucho potencial para crecer y es en donde se requiere no sólo de capital, sino también de un apoyo estratégico operativo y financiero”, dijo.

judith.santiago@eleconomista.mx