La economía mexicana no está creciendo como debería. Ante eso, los proyectos de inversión, expansión y crecimiento de las empresas públicas en el mercado de valores y las que tienen la intención de serlo están parados, afirmó José Oriol Bosch Par.

El director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) habló horas después de que el Inegi informó que el Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, comparado con el periodo inmediato anterior, creció únicamente 0.1 por ciento.

El experto en mercados bursátiles destacó que los empresarios son cautos ante el panorama futuro. Eso provoca una mayor desaceleración de la economía, y lo que necesitamos es un tema de confianza para que los dueños de las empresas vuelvan a apostar por el crecimiento del PIB.

José Oriol Bosch Par sostuvo que, mientras los mercados bursátiles en otras plazas del mundo se recuperaron en promedio 20%, en México la BMV tiene una caída de casi 2% en lo que va del año.

“Una empresa se quiere listar y el dueño la quiere vender a un buen precio y ahora los valores están muy castigados. No hace mucho sentido salir a ofrecer la empresa cuando me pagan 8 pesos y creo que vale 10 pesos”, ejemplificó el directivo.

Existe una relación positiva entre los niveles de crecimiento del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) que el año pasado llegó a los 50,000 puntos y ahora está en 40,863 puntos y la salida de las empresas a la Bolsa, agregó.

Los múltiplos en los que están las empresas son muy bajos. “Hemos visto empresas que se han vendido en el mercado de capital privado con mejores valuaciones que las que son públicas”, explicó en sus oficinas de Paseo de la Reforma.

Altas tasas

Otro de los elementos que no juegan en favor de la llegada de empresas es el nivel de las tasas de interés de referencia, que están por arriba de 8.5%, dijo Oriol.

México es una de las economías que tiene las tasas de interés más altas, lo que frena los proyectos de inversión por el costo del dinero, y además las empresas que quieren poner sus acciones en la Bolsa buscarían un mejor retorno por arriesgar su capital.

“Como inversionista, voy a invertir recursos y necesito que las empresas listadas en la Bolsa me paguen más del 8.25% que me da el gobierno federal, que es un nivel de premio muy rentable.

“La solución no es únicamente bajar las tasas de interés. Tiene que haber más certidumbre para echar a andar nuevos proyectos y planes de desarrollo que están totalmente parados”, afirmó José Oriol.

“Me parece que no hay condiciones suficientes para que haya una Oferta Pública Inicial (OPI). Lo que hoy estamos viendo es que las valuaciones del mercado están castigadas porque las expectativas de crecimiento económico en el país son bajas. Entonces, los dueños de las empresas no quieren colocar en estos niveles y a los inversionistas tampoco les interesa participar en una empresa cuyas expectativas pueden ser relativamente bajas”, explicó Carlos González Tabares, director de Análisis de Monex.

En momentos cuando se desacelera la economía, las valuaciones de las empresas (lo que los inversionistas están dispuestos a pagar por una participación de la compañía) son muy bajas, dijo Tabares.

Hasta ahora, ninguna empresa ha hecho una solicitud pública con la que planee colocar acciones ni en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ni en la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

Hasta que crezca la economía

El presidente de Central de Corretaje (Cencor), Santiago Urquiza, controladora de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), sostuvo que para que el mercado de valores crezca es necesario también que la economía nacional repunte.

“Creemos que va a haber mucho más acceso de empresas, tanto en el mercado de deuda como de acciones, pero no debemos dejar de contemplar que el entorno económico es el que manda”, expresó Santiago Urquiza.

No obstante, aseguró que han tenido acercamiento con empresas que están preparadas para debutar en el mercado accionario local, por lo que confió en que en los meses que restan de este año se romperá esta racha de sequía de nuevas empresas llegando a Bolsa con una nueva oferta accionaria.

En el mercado bursátil mexicano, integrado por dos Bolsas de valores (BMV y Biva), desde hace 20 meses no ha desfilado una nueva empresa que ofrezca una participación accionaria.

La última oferta registrada fue la de Grupo México Transportes, el negocio de transporte ferroviario de Grupo México, que recaudó 19,000 millones de pesos en noviembre del 2017.

La sequía de la que mucho se ha hablado en el mercado bursátil mexicano se ha dado en un momento de transición política y de incertidumbre en el mercado, tanto a nivel local como internacional.

“Nos ha tocado una sequía de 21 meses. Es un tema económico (...) No se está dando el valor que tienen en verdad las empresas y, por otro lado, los inversionistas todavía no están en el ánimo de aventarse a crecer su porcentaje de inversión en renta variable”, manifestó el presidente de Cencor.

[email protected]