Los inversionistas pierden el miedo a un 'Brexit duro'. El curso de las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea, incluso, afloran ahora la idea de un 'Brexit suave'.

Las declaraciones del ministro británico para el Brexit, David Davis, abren la puerta a un acceso preferencial de Reino Unido al mercado único de la Unión Europea a cambio de una contribución al presupuesto comunitario.

La libra vuelve a acelerar su remontada, con subidas que superan el punto porcentual en la jornada de hoy. El euro se desinfla incluso hasta los 83 peniques, sus cotas más bajas en tres meses. En menos de dos meses se ha desplomado desde los 93.6 peniques alcanzados durante el 'minicrash' del pasado 6 de octubre.

La recuperación de la libra también cobra fuerza en su cruce frente al dólar. La divisa británica supera los 1.26 dólares. Con este repunte alcanza máximos de tres semanas al inicio de un mes, diciembre, en el que la Reserva Federal, según todos los pronósticos, subirá los tipos de interés en Estados Unidos.

Diciembre comienza con el mismo signo alcista habitual en la libra durante todo el mes de noviembre. No en vano la divisa británica completó su mayor subida mensual frente al euro desde el año 2009.

El mes de noviembre comenzó con una decisión judicial que sirvió de revulsivo para la cotización de la libra. La Justicia consideró que el Gobierno de Theresa May no puede activar por sí misma el proceso de salida de la UE, y que el Parlamento británico deberá votar el inicio del Brexit. Esta decisión suavizó las expectativas de unas negociaciones encaminadas hacia un 'Brexit duro'.

Las caídas del euro se producen en plena cuenta atrás para el referéndum del próximo domingo en Italia. Una victoria del 'No' a la reforma constitucional amenazaría la continuidad del Gobierno presidido por Matteo Renzi.

estrategias@eleconomista.com.mx