Con una tasa de interés de referencia de 4.50% en México, en la que se refiere el premio que se pagan a 8.917 billones de pesos en renta fija en valores gubernamentales, los inversionistas están perdiendo debido a que en el país se registra una inflación de 5.81 por ciento. 

El diferencial de la inflación con la tasa de rendimiento de la deuda gubernamental en México es de 1.30 puntos porcentuales, por lo que el dinero invertido pierde, en términos reales, al reclamar el pago del título. Esto significa que el rédito se encuentra por debajo de la inflación, lo que genera que la ganancia real de los inversionistas se vuelva negativa debido al entorno inflacionario actual.

El pasado jueves, Banco de México (Banxico) ubicó la tasa de interés de referencia de México en 4.50%, por lo que tener un rédito más alto significa una mayor ganancia en términos nominales, sin embargo, el efecto inflacionario implica que los precios son 5.81% más alto, ello se traduce a una perdida en el poder adquisitivo para los inversionistas.

“Cuando el banco central sube la tasa de interés de referencia provoca una caída el precio de los bonos, es así como afecta de manera indirecta a los tenedores extranjeros de estos valores”, dijo Amin Vera, subdirector de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital.

El especialista explicó que la ganancia real se calcula restándole a la ganancia nominal, del instrumento financiero, la inflación estimada al inicio del año, de tal forma que al invertir en algún instrumento que pague por debajo de la inflación, la ganancia real es negativa.

James Salazar, subdirector de Análisis Económico en CI Banco, señaló que pese al contexto actual en donde existe una inflación superior a la tasa, se esperaría que la primera disminuya, lo que llevaría a que el rendimiento real sea mejor y por lo tanto “se podrá observar en determinado momento, una mejora en tenencia de bonos”.

“Es muy probable que en el corto plazo sigamos viendo altos niveles de inflación, aunque lo primordial para el Banco de México es anclar las expectativas dos o tres años, mientras que hasta que termine el año seguiremos teniendo niveles entre 5.80 o 5.90% de inflación”, comentó el subdirector de CI Banco.

Aunque una inversión en el largo plazo puede ser más provechosa que no invertir en activos, ya que se seguiría generando un rendimiento a pesar de la inflación, “para el 2024 se espera que la tasa de Cetes se encuentre alrededor del 7% y que la inflación se ubique por debajo del 4 por ciento”, detalló James Salazar.

Esty Dwek, jefa de Estrategia Global de Mercados en Natixis, dijo que “los rendimientos son demasiado bajos y escalarán más a la vez que la confianza en la recuperación regresa a los mercados. De todos modos, la escalada podría ser limitada a medida que las preocupaciones por la variante Delta y el crecimiento, mantienen la postura acomodaticia de la Reserva Federal”.

Contraste internacional

Las economías en todo el mundo compiten por un flujo de inversión a través de las tasas de interés, en donde los inversionistas analizan el rendimiento que obtendrán de acuerdo con la tasa de referencia de cada país.

Banxico ubicó la tasa de interés de referencia de México en 4.50% el pasado jueves, con lo que recupera ligeramente la preferencia entre los inversionistas extranjeros en el rendimiento que genera la renta fija, en comparación con otros países emergentes.  

De una muestra de 15 principales economías y mercados emergentes, México tiene el tercer puesto en tasa de interés, superado por Rusia con una tasa de 6.50% y Brasil con 5.25% hasta el mes de julio del presente año. 

De igual forma, México tiene la tercera tasa inflacionaria más alta entre este grupo de países con un 5.8% al mes de julio, superado por Brasil con una inflación de 8.90% y por Rusia con 6.40% de inflación.

Respecto a la tasa real de ganancia, Estados Unidos refleja la mayor pérdida de poder adquisitivo con una tasa de referencia de 0.25% y una inflación de 5.4%, esto es 5.15 puntos de diferencia y de pérdida para los inversionistas. En México la diferencia de tasas es de 1.30 puntos, mientras que en Brasil son 3.65 unidades de pérdida de valor de compra.

Al contrario, China registra una inflación de 1% y su tasa de interés de referencia es de 3.85%, es diferencial es positivo en 2.85 puntos, lo que refiere que la ganancia real de los inversionistas es mayor. 

termometro.economico@eleconomista.mx