La Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) acusó a la app de compraventa de acciones Robinhood de comportamiento engañoso, por lo que la empresa se comprometió a pagar una multa de 65 millones de dólares, informó el regulador.

La SEC ha determinado que Robinhood, la aplicación de trading más popular de Estados Unidos, no informó correctamente a sus usuarios de cómo obtenía ingresos, ya que pese a declararse "libre de comisiones" ejecutaba operaciones por debajo del precio de intermediación con el que obtenía beneficio.

El regulador considera que no solo confundió a sus clientes, sino que no cumplió su promesa de ejecutar la operación más beneficiosa para usuario cuando se emite una orden de compraventa, algo que la SEC persigue como un incumplimiento de las obligaciones de un intermediario bursátil.

Robinhood no ha admitido ni negado los cargos, pero se ha comprometido a pagar una multa civil de 65 millones.

"Entre 2015 y 2018, Robinhood hizo declaraciones engañosas y omisiones en la comunicación con clientes, incluidas en las páginas de información de su página web, sobre su principal fuente de ingresos cuando describía cómo ganaba dinero: pagos por parte de empresas de trading a cambio de que Robinhood les envíe órdenes de ejecución".

Pese a que Robinhood aseguró no tener comisiones, algunas de las órdenes se ejecutaban por debajo del precio que obtenían otros brokers.

Robinhood tiene cerca de 13 millones de usuarios y se ha convertido en poco tiempo en la herramienta favorita de los millennials para operar en bolsa, hasta el punto que en momentos de gran tráfico han movido con fuerza al precio de algunas acciones.

"Somos totalmente transparentes en nuestras comunicaciones con nuestros clientes sobre nuestra vía de ingresos y hemos mejorados los proceso de ejecución de órdenes de compraventa y hemos establecido relaciones con los mercados para mejorar la calidad de esas ejecuciones", indicó un portavoz de Robinhood a CNBC.

El acuerdo se relaciona con prácticas "que no reflejan Robinhood hoy", dijo Dan Gallagher, director legal de la correduría, en un comunicado enviado por correo electrónico.

“Reconocemos la responsabilidad que conlleva haber ayudado a millones de inversionistas a realizar sus primeras inversiones, y estamos comprometidos a seguir evolucionando Robinhood para satisfacer las necesidades de nuestros clientes ", añadió.

Afortunadamente para Robinhood, este ha sido un año lucrativo para las plataformas fintech. Con más personas bajo confinamiento y el mercado de valores marcando máximos, el comercio minorista en aplicaciones amigables para el consumidor se ha recuperado. (Con información de Expansión/España y Business Insider)

termometro.economico@eleconomista.mx