Los inversionistas se preparan para un excedente mayor aún de crudo en el mercado. El pasado sábado se confirmó el fin de las sanciones comerciales impuestas a Irán por el desarrollo de su programa nuclear.

Un día antes, el viernes, los inversionistas ya se apresuraron a acelerar su desbandada del mercado del petróleo, al anticipar un próximo boom de las exportaciones de Irán. El viernes el barril de Brent acabó hundiéndose cerca de un 7%, hasta caer por debajo de los 29 dólares.

A pesar de este descalabro del viernes, nada más iniciarse la sesión de hoy las caídas alcanzaban ya el 3%, y hundían la cotización del barril de Brent hasta los 27.6 dólares, unos niveles inéditos desde 2003. De esta forma elevaba a 10 dólares su caída en lo que va de año.

Con el paso de la sesión, los bajistas otorgan un respiro y el Brent regresa a niveles próximos a los 29 dólares. Las nuevas previsiones de la OPEP rebajan el excedente de crudo, debido tanto a un repunte de la demanda como a un mayor freno de la producción.

La cotización del barril tipo West Texas se ve alterada hoy por el festivo en Estados Unidos. La celebración del Día de Martin Luther King mantendrá cerrada la Bolsa de Nueva York. Los descensos han sido más moderados en el West Texas, que ha resistido por encima de los 28 dólares en sus mínimos intradía.

Irán desoye los mensajes de contención en las exportaciones

Los primeros mensajes lanzados por Irán desde el fin de las sanciones comerciales confirman sus planes de exportar todo el crudo posible. El régimen de Teherán obvia así las recomendaciones emitidas por otros grandes países productores, que abogaban por un resurgir más contenido de sus exportaciones en un intento por no inundar más aún de crudo los mercados.

En la jornada de ayer el viceministro iraní de Petróleo, Amir Hossein Zamaninia, reiteró que están en condiciones de elevar sus exportaciones de crudo, en el corto plazo, en unos 500,000 barriles al día. Hoy mismo el Ministerio de Petróleo ha dado orden de elevar la producción en 500,000 barriles diarios.

Los analistas insisten en que en un plazo de entre seis y doce meses estaría en disposición de aumentar sus ventas al exterior en cerca de un millón de barriles diarios. India, el mercado asiático de mayor crecimiento de demanda de crudo, y Europa serían sus objetivos, de cara a la reactivación de sus exportaciones.

El boom de las exportaciones de Irán aumenta en mayor medida el excedente de oferta que registra actualmente el mercado del petróleo, y que algunas firmas de inversión cifran en cerca de un millón de barriles diarios.

El retorno al mercado exterior de Irán se produce además en medio de las recientes hostilidades con Arabia Saudí, una situación que complica las opciones de una acción coordinada en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para contener su producción de crudo.

[email protected]