A partir de este viernes 15 de octubre, Infraestructura Energética Nova (IEnova) deja de cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Ello, tras obtener la autorización correspondiente para deslistar sus acciones, luego de más de ocho años de resultado convertido en una empresa pública y mantenida como la única opción de invertir dentro del sector de energía en México.

De hecho, desde este jueves la emisora ya no registró movimientos en su negociación en la BMV, cerrando su capítulo en el mercado bursátil a un precio de 73.70 pesos por acción.

La empresa colocó, en su debut en Bolsa el 22 marzo del 2013, cada uno de sus títulos a 34 pesos, lo que supone una ganancia de 116.76% en los 103 meses de cotización.

El desliste de las acciones de IEnova en la Bolsa mexicana forma parte de un plan que fue anunciado desde el 2 de diciembre del año pasado.

Lo anterior, luego de que el Consejo de Administración de la empresa del sector de energía recibió  la propuesta por parte de su matriz, la  estadounidense Sempra Energy, para comprar todas sus acciones en manos del público inversionista, mismas que representaban el 29.83% del total .

Casi un año después

Tras celebrar dos Ofertas Públicas de Adquisición (OPA), Sempra Energy se quedó con el 99.9% de IEnova.

Por su parte, la estadounidense listó sus acciones en la BMV el pasado 28 de mayo y avanza con sus planes de consolidación su negocio de infraestructura energética bajo una sola plataforma, creando una nueva compañía denominada Sempra Infrastructure Partners.

En el comunicado de este jueves, donde anuncia su salida del mercado accionario mexicano, IEnova destacó que el pasado 8 de octubre creó un fideicomiso con el fin de comprar las acciones que aún están flotando en el mercado.

Dijo, igualmente, que el pago por dichos títulos será el mismo que ofreció en las OPA, es decir, 78.97 pesos por acción.

“El fideicomiso estará vigente durante un periodo obligatorio que comienza el 13 de octubre de 2021 (la fecha de cancelación) y termina en lo primero que ocurra entre el día inmediato siguiente a los seis meses a partir de la fecha de cancelación y la fecha en que haya adquirido la totalidad de las acciones restantes que no sean propiedad directa o indirectamente de Sempra Energy ”, informó IEnova a través del comunicado.

judith.santiago@eleconomista.mx