El cobre subió el lunes 1% y alcanzó máximos en más de dos semanas, impulsado mayormente por interrupciones del suministro luego de que los trabajadores de la principal mina del metal en Perú iniciaron una huelga por tiempo indefinido la semana pasada.

Los trabajadores de la mina Cerro Verde de Freeport-McMoRan en Perú iniciaron una huelga el viernes que paraliza la producción de 40,000 toneladas de cobre al mes. La medida se suma a acciones similares en la chilena Escondida y en Grasberg, Indonesia.

Los fundamentos son positivos para los metales básicos y para el cobre. Tanto si miramos la tendencia en la producción minera y las interrupciones en el corto plazo suman algún apoyo , dijo el analista de materias primas de Danske, Jens Pedersen.

Sin embargo, es improbable que los metales básicos suban mucho más antes de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal esta semana, dado que las expectativas de un alza de tasas impulsarán al dólar, lo que encarecerá a los metales para inversores que tengan otras divisas.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió 1.1%, a 5,796 dólares por tonelada. El metal perdió 3.1% la semana pasada, su caída más acentuada desde diciembre, en parte por una apreciación del dólar por expectativas de un alza de tasas.

Otras materias primas también sufrieron sus mayores declives semanales en meses la semana pasada, luego de que los repuntes recientes mostraron señales de debilitarse, presionados por una amplia oferta y una tibia demanda desde China, uno de los mayores consumidores mundiales.

El zinc subió 1.6%, a 2,757 dólares por tonelada, alcanzando máximos en una semana. El aluminio ganó 0.1%, a 1,882 dólares por tonelada, y el níquel subió 2.7%, a 10,160 dólares por tonelada, tras caer 10% la semana pasada.

El plomo ganó 0.5%, a 2,274 dólares por tonelada.