El fraude contable por 3,300 millones de dólares de Homex detectado por la autoridad regulatoria estadounidense y en el que colaboró la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, no solo es otro duro golpe para la empresa, sino también para las emisoras del sector representadas en el mercado bursátil mexicano porque aumenta la desconfianza entre los inversionistas.

Homex privó a sus inversionistas de resultados financieros exactos y confiables, divulgando los números dominantes que eran casi completamente compuestos , dijo la directora de la división de Cumplimiento de la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla,s en inglés), Stephanie Avakian, en un comunicado.

El viernes, la Comisión notificó que la desarrolladora mexicana de vivienda reportó la venta de 100,000 casas que no había construido, ni vendido, con la finalidad de inflar sus ingresos del 2010 al 2013.

Con ello, la emisora sobrevaloró sus ingresos en 355% o en alrededor de 3,300 millones de dólares y aumentó el número de casas vendidas en aproximadamente 317 por ciento.

Analistas del sector explicaron que Homex, desarrolladora de vivienda que se recupera del concurso mercantil, engañó a los inversionistas al reportar cifras falsas en sus ingresos y ventas.

Si ya veíamos que el sector no es atractivo, esta noticia pesa más porque en este caso se reportaron números que no existían. Este engaño es lo que va a estar pesando en adelante en el sector , explicó el director de Operaciones de Black Wallstreet Capital México, Guillermo Delgado.

En el país habrá que estar atentos en lo que pase con la emisora y con el sector en general, añadió. La consecuencia más severa sería la salida de flujos y un mayor desinterés por parte de los inversionistas.

Por lo pronto, la negociación de los instrumentos financieros y valores de Homex fue suspendida por 10 días hábiles en la Bolsa de Nueva York, en donde cotiza desde el 2004, y no podrá participar en el mercado de valores de Estados Unidos por cinco años, ni publicar información financiera o de negocios en su sitio de Internet. México, mientras reporte en tiempo y forma, continuarán sus operaciones en la Bolsa Mesxicana de Valores.

De acuerdo con la firma Consultora 414, los American Depositary Receipts que cotizan en el mercado de valores americano representan menos de 1% de las acciones en circulación de Homex.

Aún falta conocer la resolución de la Corte de Distrito del Sur de California que podría anunciarse en los próximos días, dijo la consultora, pues en el acuerdo entre Homex y la SEC no se estableció ninguna multa para la viviendera.

No es la primera vez que se detectan anomalías en la contabilidad de la emisora. En el 2013 y 2015, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores sancionó a la empresa y a personas físicas escribió en su cuenta de Twitter, el presidente del órgano regulador mexicano, Jaime González Aguadé.

Por dichas sanciones, Homex y sus funcionarios tuvieron que pagar 22 millones de pesos.

En el 2013, por omitir sus estados financieros del 2011 fue multada por 7,881 millones de pesos.

En el 2015 al haber reportado ingresos que debían ser registrados con posterioridad, la empresa pagó 12 millones 268,080 pesos y las personas físicas 1 millón 764,570 pesos.

A pesar de que la emisora recibió sanciones por faltas contables en octubre del 2015 y se encontraba bajo investigación de la SEC, regresó a cotizar a la BMV.

Esto luego de que el 27 de febrero del 2014 fue suspendida en el mercado accionario mexicano porque no reportó sus estados financieros a tiempo. Incluso, en abril de ese mismo año entró en concurso mercantil.

Los analistas del mercado se preguntan qué sanciones tendrá la empresa en el mercado bursátil mexicano.

La empresa regresó al mercado, después de un concurso mercantil y sus acciones valían 22.50 pesos, al cierre del viernes apenas llegan a los 76 centavos por unidad.

La empresa, llegó a construir 50,000 viviendas en un año, tenía operaciones en Egipto, Brasil y construía cárceles para el gobierno federal.

En el 2016 su negocio registró una pérdida neta consolidada de 6,983 millones de pesos. Según lo reportado, sus ingresos ascendieron a 912 millones por la escrituración de 1,484 casas, que significaron un incremento de 335% si se comparan con los resultados del 2015, cuando escrituró 341 unidades y obtuvo ingresos por 346 millones de pesos.

Homex desarrolla vivienda de interés social y vivienda media, con un precio promedio de 520,000 pesos. En el 2004 listó sus acciones simultáneamente en la BMV y en la Bolsa de Valores de Nueva York.

El reporte con información falsa se emitió durante la administración de Gerardo de Nicolás, que era el director general y Carlos Moctezuma, responsable de las finanzas de la empresa, ambos fueron separados de sus cargos y ocupados por Eustaquio de Nicolás (fundador de Homex) y a Alberto Islas, respectivamente.

El fraude de la viviendera se detectó mediante imágenes satelitales y otras técnicas de investigación por parte de la SEC. En un proyecto del estado de Guanajuato se reportaron ingresos de viviendas que supuestamente se vendieron antes del 31 de diciembre del 2011, pero las imágenes captadas del 12 de marzo del 2012 evidenciaron que la mayoría de las casas no habían sido construidas.

undefined

judith.santiago@eleconomista.mx