Las acciones de Harley-Davidson cayeron 8% la semana pasada luego de que la emblemática fabricante de motocicletas anunciara que los aranceles de la Unión Europea causarán un “incremento enorme en los costos”.

La semana pasada Morgan Stanley indicó que los problemas de la compañía van mucho más allá de los aranceles.

El banco sostuvo que la decisión de Harley-Davidson de trasladar su producción europea fuera de Estados Unidos no es viable.

Adam Jonas, analista del sector automotriz para Morgan Stanley dijo que la acción de la empresa está sobrevalorada. Incluso tiene un precio objetivo de 53 dólares, 1 dólar menos que su objetivo previo, pero aún 28% por encima de la cotización del viernes.

Al banco le preocupa que Harley-Davidson se haya “enfrascado en una estrategia de relaciones públicas muy riesgosa”, enfrentándose al presidente Donald Trump.

Y es que,explicó, la firma se encuentra en medio de un plan para darle la vuelta a su situación y convencer a nuevos usuarios que cambien a su marca, lo cual podría traerles mayores ingresos.

En su último informe trimestral la firma reportó una caída de 12% en sus ventas en Estados Unidos.

Morgan Stanley detalló que mientras sus ventas internacionales son un elemento importante para el crecimiento de la firma (Europa representa 38% del total de ventas el año pasado), es el mercado de EU el que hará que la empresa se mantenga de pie. (Con información de Business Insider)

[email protected]